Apariciones fantasmales

Mucha gente afirma haber presenciado, desde la más absoluta casualidad y en entornos totalmente familiares, apariciones fantasmales de gente que ellos conocían y, en algunas ocasiones, de gente totalmente extraña. En este artículo desgranaremos sus posibles causas intentando arrojar un poco de luz sobre diferentes casos

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 3 de diciembre de 2014 por Héctor Quiroz Aguilera.

Definición de fantasma

Son muchos los parapsicólogos que han dado su opinión al respecto, así que, de un modo personal, bajo mis investigaciones, resumo que podríamos decir que un fantasma es: una visualización en el plano terrenal de un ser energético (energía pura) que de un momento dado, decide de modo inteligente, pasar consciente a nuestra dimensión, llevado por sus deseos carnales o emocionales, que han quedado subyacentes en el. Y ocupando un plano temporal de existencia no física entre nosotros.

Este tipo de entidades probablemente no saben que han fallecido y tampoco son conscientes del paso del tiempo ni de la gente que les rodea, siéndoles imposible evolucionar a un estadio de existencia superior. A la cual llamaremos la zona gris.

La parapsicología, entonces, sería la rama del saber que recoge y estudia una extensa y variada gama de fenómenos que escapan a nuestro conocimiento científico actual y que, por lo tanto, sobrepasan nuestra capacidad de comprensión.

Apariciones post-mortem 

Según el parapsicólogo de la “Society for Psychical Research” (SPR), E. N. M. Tyrrel, habría cuatro clases de apariciones: experimentales, críticas, post-mortem y espectrales.

Haremos un breve resumen de las mismas:

  • Las Apariciones Experimentales serían las equivalentes a los desdoblamientos voluntarios. En este tipo de apariciones, la entidad que se aparece (a la que de ahora en adelante denominaremos “agente”) intenta hacer visible su doble a otro sujeto que llamaremos “perceptor.”
  • En las Apariciones Críticas, el agente está pasando en un determinado momento un trance difícil y que, en ese mismo instante lo comunica al perceptor, que normalmente resulta ser una persona vinculada afectivamente al agente. La Parapsicología entiende este tipo de apariciones como alucinaciones telepáticas en las que el perceptor visualiza al familiar que está viviendo ese instante crítico.
  • Las Apariciones Espectrales son los espectros o fantasmas que parecen estar ligados al lugar que habitaron en vida.
  • Por último, y tema que nos ocupa, serían las Apariciones Post-mortem.
  • No debemos confundir Apariciones Post-mortem con “Apariciones Críticas”. Las Apariciones Críticas serían aquellas que se producen dentro de las doce horas que siguen al fallecimiento de una persona, mientras que las Apariciones Post-mortem serían aquellas que tienen lugar una vez que han transcurrido más de doce horas de la muerte del agente. Se habla de doce horas porque se considera que en la transmisión del mensaje telepático puede haber un retraso de este determinado tiempo. Puede darse el caso también de que la aparición se produzca meses o incluso años después del fallecimiento del agente.

Veamos un ejemplo de un caso real de Aparición Crítica:

La Sra. G. había pasado un día muy agradable. Nada le hacía pensar que precisamente esa fecha iba a quedar para siempre grabada en su memoria. Había realizado sus quehaceres habituales y sus asuntos se habían desarrollado dentro de la más estricta normalidad. La Sra. G. residía con su esposo en una casa amplia, demasiado grande para ambos. Se trataba de un matrimonio de cierta edad que vivía solo desde que sus tres hijos se habían independizado para formar sus propias familias. H., el mayor de los tres, vivía en un país extranjero, en Venezuela, pero la distancia no había enfriado la relación. Frecuentemente el matrimonio recibía cartas y llamadas telefónicas de su hijo. Aquella madrugada, eran solamente las tres cuando la Sra. G. se despertó sobresaltada. Tenía la extraña sensación de que su hijo H. se encontraba en su habitación. Podía ver su figura débilmente, estaba de pie y con la mano esbozaba un leve gesto de despedida. La buena mujer pensó que seguramente era una alucinación. Pero la experiencia le produjo tal inquietud que no pudo volver a conciliar el sueño. Se preguntaba acerca del significado de tan extraña visión.

A la mañana siguiente, una llamada telefónica le anunció la repentina muerte de su hijo. El accidente de automóvil en el que había perecido se había producido, precisamente, a la misma hora en que la madre vio ante ella el espectro de su hijo diciéndole adiós.

Mientras que la siguiente sería un ejemplo de Aparición Post-mortem típica:

Varios días después de la muerte de su marido, María sentía su presencia en todas las habitaciones de la casa. Un día vio incluso una especie de ángel, una sombra difusa que deambulaba por los cuartos. Su esposo había estado enfermo durante dos años.

Después de morir, María afirmaba sentirlo en la cama, a su lado. En otra ocasión lo notó en la cocina, y al parecer no fue la única en hacerlo, porque el perro de la familia empezó a ladrar y rascar en el suelo donde solía colocarse su marido, como si allí hubiera alguien. Una noche María se despertó y encontró a su marido de pie junto a la cama. Le dijo que se encontraba bien y que regresaría para visitarla, una promesa que cumplió hasta que se cumplió el aniversario de su muerte, fecha en la que desapareció para siempre.

Desde luego, lugar y testigo son los parámetros a tener en cuenta en todos los tipos de apariciones, ya que parecen existir diferentes grados de vinculación psíquica entre el agente y el perceptor. En las Apariciones Post-mortem, este tipo de relación es mucho más intensa ya que, normalmente, se trata de agentes que se manifiestan ante personas a las que han estado emocionalmente unidas en vida.

Analizando la multitud de casos documentados de este tipo de apariciones, podemos destacar un elemento que llama poderosamente la atención. Es el hecho de que cuando el perceptor conoce la noticia del fallecimiento del agente y este aparece ante sus ojos, la comunicación entre ambos resulta difícil por no decir imposible. Lógicamente, el perceptor, ante semejante fenómeno que escapa por completo a sus parámetros racionales, siente miedo en la inmensa mayoría de los casos.

En cambio, si el perceptor desconoce que el agente ha fallecido, la comunicación tiene lugar de forma completamente normal, tal y como si la comunicación se produjese en vida del agente. Se han dado casos de contacto incluso de más de una hora de duración.

A continuación, un ejemplo de lo que denominamos “comunicación fallida”:

El escritor norteamericano, Nathaniel Hawthorne, un experto en temas fantásticos, en una carta dirigida a un amigo, relata un extraño suceso ocurrido en sus años de juventud, cuando el joven novelista residía en Boston.

El escritor tenía por costumbre acudir todas las mañanas a la Biblioteca del Ateneo de la ciudad. Entre los asíduos de la institución se encontraba un anciano sacerdote, el reverendo Dr. Harris, al que podía verse todos los días, cerca de la chimenea, leyendo su periódico habitual.

Cual no sería la sorpresa de Hawthorne al enterarse por un amigo del reciente fallecimiento del clérigo, pues él recordaba haberlo visto en la biblioteca aquella misma mañana, en su lugar acostumbrado, enfrascado en la lectura de su periódico.

Pero su asombro aumentó a la mañana siguiente ante la repetición de la misma escena. El joven escritor lanzaba furtivas miradas al anciano sacerdote, sin atreverse a acercarse, y observando al resto de los lectores. Nadie más, a pesar de que entre los asistentes se encontraban varios amigos del difunto, parecía ser consciente de la aparición. Idéntica escena se repitió durante varias semanas. En una ocasión tuvo la impresión de que el espectro intentaba comunicarse con él y transmitirle algún mensaje, pero el miedo y el estupor impidieron el contacto. Finalmente, al cabo de algunas semanas, el fantasma desapareció.

Y este sería un ejemplo de “comunicación satisfactoria”:

Enrique Conde falleció hace tiempo en una localidad vecina a Sevilla. Muchos lloraron la muerte de este ejemplar vecino mientras que recordaban las bondades y aficiones de aquel que ya no volvería. Ignacio se sintió muy afligido cuando una semana después de su muerte le informaron del destino de su amigo. Casi sin creer lo que le estaban diciendo se apuró en preguntar cuándo murió. “Hace una semana” respondió el sacerdote del pueblo, sin embargo Ignacio negó esa posibilidad, argumentando que estaba siendo víctima de una macabra broma ya que Enrique Conde “me visitó ayer en la noche y estuvimos charlando casi por espacio de una hora.” Evidentemente, Ignacio había hablado con el cuerpo no físico de su amigo Enrique, que había dejado de existir días antes…

Desconocemos, ya que nos movemos en un mundo de hipótesis, porque esto es así y no de otra manera, pero intuimos que para la comunicación entre agente y perceptor sea fluida, este último tiene que estar en un estado de relajación (en el momento en el que el perceptor conoce que el agente ha fallecido, esta relajación se rompe) o incluso e un estado alterado de consciencia.

Otro rasgo característico de las Apariciones Post-mortem es la intencionalidad de las mismas. Parece ser que los agentes tienen la intención de ayudar a personas queridas por lo tanto podríamos hablar de que este tipo de apariciones son decididamente benéficas.

Veamos un ejemplo de este tipo de aparición:

Este caso ocurrió en una fábrica de automóviles de Detroit, en 1.964. Por accidente, alguien puso en marcha una gigantesca prensa de estampación y un ajustador salió despedido de la trayectoria de la máquina. Ileso, aunque presa del natural nerviosismo, el trabajador dijo haber sido empujado por un hombre corpulento, negro y con una cicatriz. Su descripción hizo recordar a sus más antiguos compañeros un accidente ocurrido veinte años antes, y en el que había fallecido una persona de las mismas características que las descritas. El hecho sucedió en la misma máquina y de una forma similar.

Es curioso comprobar que, por ejemplo, en las Apariciones Espectrales, es típico que el agente muestre una aparente indiferencia respecto al perceptor o perceptores. Cuantas veces hemos oido historias de este tipo en las que el fantasma parece hacer el mismo recorrido noche tras noche sin fijarse siquiera en las sorprendidas personas que lo observan. Como comentamos en la introducción, parece que en este tipo de apariciones, al contrario completamente de las Apariciones Post-mortem, la vinculación psíquica entre el agente y el perceptor es débil. Normalmente, los perceptores son personas que jamás han tenido ninguna relación con el agente. Podríamos hablar aquí de personas con capacidades PSI, es decir, personas que en los lugares comúnmente denominados “encantados” poseen la facultad de descodificar una información que, a modo de impregnación psíquica, ocuparía un lugar determinado. Podemos decir también que parece no haber ningún tipo de intencionalidad por parte del agente. Este tipo de apariciones son denominadas también Apariciones Recurrentes.

Otra característica a destacar de las Apariciones Post-mortem es la ausencia de fenomenología paranormal en su manifestación. Normalmente, entendemos como fenómenos paranormales todo hecho que parece no obedecer a una causa científicamente verificable. Por ejemplo, los ruidos, el movimiento físico de objetos, la percepción de voces de orígen desconocido, corrientes de aire inexplicables, etc. No hay constancia de ningún caso real de aparición post-mortem en el que el perceptor haya sido testigo de esta fenomenología.

Tipos de apariciones

Analizando y estudiando detalladamente miles de casos de este tipo, se ha llegado a la conclusión de que hay doce tipos de Apariciones Post-mortem. A continuación expondremos estos tipos junto co una breve descripción de los mismos:

  1. Experiencias Visuales: Hay una gran variedad de experiencias visuales, que hemos dividido en dos categorías: “visual-parcial” y “visual-total.” Las apariciones van en un rango de “niebla transparente” o “absolutamente sólida” con muchos grados entre medias. Se puede ver sólo la cabeza y hombros del agente o este puede tomar una apariencia completa.Algunas de estas experiencias ocurren en el dormitorio, al lado o a los pies de la cama. Otras pueden pasar en cualquier parte (dentro o fuera de la casa), incluso en un coche o en un avión. Lo normal es que expresen amor o una sonrisa radiante. Los difuntos aparecen siempre sanos y repuestos de la causa de su muerte. Puede darse comunicación verbal, aunque no siempre ocurre.
  2. El olor de una fragancia: Se puede llegar a oler la colonia favorita del agente fallecido, su loción after-shave o un perfume. Otros aromas comunes en estos tipos de apariciones son: flores (especialmente rosas), sales de baño, tabaco, comidas favoritas, etc.
  3. Notar un ligero roce: El perceptor puede notar que le tocan con su mano, que colocan un brazo alrededor de sus hombros o espalda, para confortarle y consolarle. Puede notarse un ligero golpecito, una palmadita, una caricia, un golpe, un beso o incluso un abrazo.
  4. Oir una voz: Algunas personas afirman que oyen una voz externa, la misma que cuando habla una persona. No obstante, la mayoría de las comunicaciones son por telepatía, es decir, se oye la voz dentro de la mente. De hecho, es posible tener una conversación completa de esta manera.
  5. Sentir una presencia: Es la más común, pero mucha gente no las tiene en cuenta porque piensa que han sido imaginaciones. Es un sentimiento claro de que el agente fallecido está cerca, aunque no pueda ser visto u oido. Normalmente se experimentan durante días y semanas inmediatamente después de la muerte, aunque se puede sentir esta presencia meses y años después.
  6. Experiencias fuera del cuerpo: Estas pueden ocurrir cuando se está dormido o en un estado de meditación. Son experiencias durante las cuales se abandona el cuerpo y se visita al difunto en el nivel en el que ha pasado a existir. Son extremadamente vívidas, intensas y reales. Algunas personaaseguran que son más reales que la vida misma. El entorno contiene normalmente bellas flores y mariposas, árboles y arbustos de vívidos colores, luz radiante y otros aspectos bellos de la naturaleza. Están llenas, además, de alegría y amor.
  7. Experiencias a media luz: Ocurren en estado alfa, es decir, mientras te quedas dormido, despertando, meditando o rezando.
  8. Experiencia durante el sueño: Estas experiencias son descritas como más vívidas, intensas, a todo color y más reales que los sueños. Son muy comunes. Se siente que el difunto está junto a uno mismo. Estas experiencias no son inconexas, con símbolos o fragmentadas como ocurre en los sueños normales. Son típicas las comunicaciones agente-perceptor y agente-perceptor-agente (que llamaremos “efecto espejo.”) Las experiencias del sueño son descritas como similares a aquellas que ocurren cuando uno está completamente despierto. El pariente o amigo fallecido entran en contacto con el perceptor cuando éste está relajado y receptivo.
  9. Visiones: Se puede ver la imagen de un difunto en una foto qe puede ser bi-dimensional y plana o de tres dimensiones, como si fuese un holograma. Es como ver una diapositiva de 35 mm. O una película suspendida en el aire. Las visiones normalmente son en colores radiantes y pueden ser vistas de forma externa, es decir, con los ojos abiertos, o se pueden ver de forma interna, dentro de la mente. Puede ocurrir que haya comunicación, especialmente durante la meditación.
  10. Fenómenos físicos: La gente que está afligida informa de que recibe una gran variedad de señales físicas como luces o lámparas encendiéndose y apagándose, radios, televisiones, estéreos y objetos mecánicos que se encienden, fotografías, cuadros y otros objetos que se dan la vuelta o que se mueven y una larga lista de cosas que se mueven sin causa aparente durante la noche.
  11. Llamadas telefónicas: Estas experiencias pueden ocurrir durante el sueño o en estado de vigilia. Se oye un timbre de teléfono y si el perceptor responde, el difunto le transmite un breve mensaje. Son posibles las conversaciones de “espejo”. La voz será clara pero puede parecer lejana. Si se está despierto, no se escuchará ningún ruido en el momento de la desconexión ni ningún tono de llamada.
  12. Experiencias simbólicas: La gente a menudo le pide al Universo o a un familiar fallecido una señal de su existencia. Muchos reciben esta señal aunque puede tardar un tiempo en llegar. A veces estas señales pueden ser tan débiles que uno no las perciba o pueden ser calificadas como meras coincidencias. Las señales más comunes incluyen: mariposas, arcoiris, muchas especies de pájaros y animales, flores y una variedad de objetos como monedas o fotos.

Parece ser que esta clase de experiencias confortan, calman, consuelan y llenan de esperanza a las personas que han perdido a un ser querido. Normalmente, estos difuntos comunican que están vivos y que te reunirás con ellos cuando te llegue la hora de dejar la vida física en la Tierra y que estarán allí para recibirte.

Conclusiones

El conocido psicólogo Carl Gustav Jung (1.875-1.961) narra un caso real de Aparición Post-mortem que le aconteció a él personalmente:

Una vez estaba despierto por la noche y pensaba e la repentina muerte de un amigo que había sido enterrado el día anterior. Su muerte me preocupaba mucho. De pronto tuve la sensación de que estaba en mi habitación. Me parecía como si estuviera a los pies de la cama y me pidiera que fuera con él. No tuve la sensación de una aparición, sino que se trataba de una imagen de él visual interna, que me la expliqué como una fantasía. Hube de preguntarme: ¿Tengo alguna prueba acerca de que se trata de una fantasía? Si no fuera una fantasía, mi amigo estaría aquí realmente y, en cambio, si yo le creía una fantasía, ¿no sería esto una insolencia? Sin embargo, tampoco disponía de prueba alguna de que se tratara de una aparición, es decir, de que estuviera “verdaderamente” ante mí. Entonces me dije: ¡Fuera demostraciones! En lugar de explicármelo como una fantasía podía con igual derecho aceptarlo como aparición y siquiera concederle realidad. En el instante en que pensé esto él se fue hacia la puerta y me hizo señas de seguirle. Debía, por así decirlo, cooperar. ¡Pero esto no estaba previsto! Por lo tanto, hube de repetir mi argumentación. Sólo después de ello se seguí en mi fantasía.

Me condujo fuera de la casa, al jardín, a la calle y finalmente a su casa. (En la realidad, su casa estaba a una distancia de unos cien metros de la mía.) Entré y me condujo a su despacho. Se subió a un taburete y señaló el segundo de los cinco libros encuadernados en rojo que estaban en el segundo estante superior. Luego la visión desapareción. Yo no conocía su biblioteca y no sabía qué libros poseía. Además, desde abajo no había podido ver el título del libro que me señalaba.

El caso me pareció tan extraño que, a la mañana siguiente, fui a ver a la viuda de mi amigo y le pregunté si me permitía echar una ojeada a la biblioteca del difunto. Realmente bajo la estantería vistaen sueños había un taburete y vi desde abajo los cinco libros encuadernados en rojo. Subí al taburete para poder leer el título. Eran traducciones de las novelas de Émile Zola; el título del segundo volúmen decía: “El legado de los muertos.” El contenido me pareció intrascendente, pero el título guardaba una relación sumamente importante con mi vivencia.”

Creo que Jung, con el análisis de su experiencia, da totalmente en el clavo sobre lo que pueden ser realmente este tipo de apariciones.

Según la Teoría de la Relatividad de A. Einstein (1.879-1.955), el tiempo y el espacio, de ser conceptos fijos e inmutables, pasan a ser relativos, es decir, pasan a depender de un observador y su circunstancia. Partiendo de esta base, podríamos afirmar que Jung, al romper los vínculos racionales y materialistas de su época aceptando su experiencia como real, está abriendo un camino completamente novedoso. Nos está mostrando que la psique del individuo que observa ese determinado fenómeno, está percibiendo algo que funciona más allá de la causalidad espacio-tiempo. Si relativizásemos como individuos independientes el espacio y el tiempo en nuestro inconsciente, puede no resultar tan ilógico percibir algo que esté sucediendo en otro lugar distinto de donde nos encontramos en un momento determinado.

¿Podemos entonces estar seguros de que nuestras concepciones actuales de espacio y tiempo sean verdades absolutas? ¿Qué nos hace estar tan seguros?

Creo que este es un magnífico campo por investigar. Jung nos ofrece una visión más amplia de nuestro Universo. Para colocar la pieza en este rompecabezas que es nuestra vida y su relación con el Cosmos, debemos tener en cuenta que puede existir una dimensión o dimensiones desconocidas que estarían solapadas con la nuestra y que nos darían una explicación convincente y total de los fenómenos que hoy llamamos “paranormales.”

Encuentros con animales fantasma

Historias de fantasmas de animales han existido durante mucho tiempo. A veces, durante un viaje, los fantasmas de los animales han sido reportados por los transeúntes, como la historia de un perro fantasmal que gruñe a los viajeros en determinadas carreteras en el Estado de Maryland. Sin embargo, la mayoría de los fantasmas de animales parecen ser vistos recientemente cuando ellos visitan a sus amados compañeros humanos por una u otras razones. Hay historias de fantasmas sobre los diversos tipos de animales de compañía, especialmente gatos, perros o caballos, los cuales han sido visto después de su muerte

Se dice que la medianoche marca la hora de las brujas, el momento en que fantasmas y criaturas de la noche gobiernan la tierra de los vivos. En ciertos lugares frecuentados por los muertos, los fantasmas vagan desde la medianoche hasta las primeras luces del alba.

Si uno se encuentra a lo largo del río Hudson, en el paso de Storm King, en Nueva York, trate de hacerse de valor por lo menos hasta la hora de las brujas. Puede uno avistar a Nab, un poderoso y magnífico caballo espectral volando a través de las oscuras colinas. El que lo monta es otro fantasma: el Mayor General Anthony Wayne, un héroe de la Guerra de Independencia (1775-1783). Wayne es mejor conocido como «El loco Anthony» (Mad Anthony) porque tomó riesgos extravagantes y exhibió una gran audacia y valentía. Nab fue su pareja valiente y arrojada. En el paso de Storm King en 1779, Wayne y Nab galoparon a lo largo del río Hudson para advertir a las tropas estadounidenses del acercamiento de los soldados británicos. Azul y naranja son las chispas que ocasionaban los cascos del corcel fantasma, junto con las oscuras ondulaciones de la oscura capa del coronel Wayne detrás de él.

Pero si alguien los ve, ellos no podrán verlo a ese alguien. Ellos realizarán este mismo episodio una y otra vez, atrapados en un ciclo eterno.

Los fantasmas de animales como Nab son tan comunes como los fantasmas humanos. Sus guaridas son casas, edificios y paisajes. Este artículo analiza los diferentes tipos de fantasmas de animales y otro tipo de animales espectrales que parecen ser un cruce entre fantasmas y animales vivientes: Estos son los Fantimales.

Los fantasmas de animales

La mayoría de los fantasmas de los animales son como los fantasmas de las personasson impresiones o restos de una criatura que una vez estuvo viva en el mundo físico.

Los fantasmas de los animales a menudo acechan los lugares donde vivían. No parecen tener conciencia o inteligencia, pero si realizan una y otra vez las mismas acciones y las escenas de su vida anterior, como Nab. Que puede ser visto solo o, más frecuentemente, con los fantasmas de las personas que estuvieron con ellos durante su vida. Por ejemplo, un agricultor fantasma pasea en un camino en un carro tirado por su caballo, quien también es fantasma o los fantasmas de un niño y su perro se ven jugando en una casa o el patio donde ellos vivían.

Fantasmas de caballos son comunes, tal vez porque la gente ha tenido una estrecha relación con los caballos durante muchos siglos. Las personas han dependido de los caballos para el transporte, el trabajo y el placer. Entrenadores fantasmas de caballos y carruajes son frecuentes en la tradición sobre fantasmas. Nab tiene mucha compañía con otros caballos al galope fantasmal que están estrechamente vinculados a sus propietarios. En la tradición Inglesa sobre fantasmas, el peligroso bandido William Nevison, que vivió en el siglo XVII, siempre montado en su caballo espectral, Negro Bess (Black Bess), entre Nueva York y Londres. Dick Turpin, otro bandido famoso que vivió en el siglo XVIII, se ve a menudo en el oscuro campo alrededor de Hounslow Heath, galopando en su espectral caballo negro, apareciendo cuando aparecen viajeros incautos a robar. El fantasma de la guerra revolucionaria americana el héroe Paul Revere todavía cabalga en su caballo fantasma a través de la campiña de Nueva Inglaterra para alertar a la gente de la llegada de las tropas británicas.

Fantasmas de caballos también se encuentran en antiguos campos de batalla. Antes que existieran los tanques y vehículos, los soldados peleaban a pie y a caballo. Miles de animales murieron en las batallas más importantes. Sus fantasmas pueden ser visto y oído en apariciones fantasmales.

Los perros y los gatos son los fantasmas más comunes de todos los animales. Ambos han disfrutado de una estrecha relación con la gente durante miles de años. Conexión emocional de las personas que les pueden ayudar a aparecerse y a quedarse mucho tiempo después de que estos animales ya han vivido y muerto.

Otros tipos de apariciones de animales fantasmas están asociadas con los sucesos que se llevan a cabo en lugares embrujados. Por ejemplo, Charlton House es una casa solariega en Greenwich, cerca de Londres, Inglaterra. Fue construido en el siglo XVII como una lujosa residencia privada. Durante la Primera Guerra Mundial (1914 a 1918), se convirtió en un hospital. Hoy es un gran edificio de oficinas. La casa Charleton se cree embrujada por fantasmas, lo que ha interesado a muchos investigadores de lo paranormal. Entre los residentes están los fantasmas de los conejos que se han visto saltando alrededor de ciertas partes del edificio. Puede parecer extraño que una casa de lujo tenga fantasmas de este tipo en ella, pero hace muchos años, fueron criados conejos en unas habitaciones de gran tamaño. Al parecer, algunos de ellos decidieron quedarse.

Sin embargo, los fantasmas son apariciones y seguirán siendo solo apariciones. Ellos no parecen estar al tanto de los vivos, sólo de su propio mundo fantasmal.

Algunos fantasmas animales parecen interactuar con los vivos. Este es especialmente el caso de las mascotas. Muchas personas que han perdido a un animal doméstico muy querido dicen ser visitados por el fantasma de esa mascota. La segunda visita se toma como un signo de una relación de amor emocional que sigue después de la muerte. La gente puede oír, oler, o ver a su mascota, e incluso sentir una presencia física pero invisible. Estas visitas suelen ser muy reconfortante y puede ayudar a aliviar el dolor de una persona.

Joshua P. Warren es un investigador paranormal que vive en Carolina del Norte. Cuando su perro salchicha miniatura, Nellie, murió, se volvió un fantasma. Warren oyó gemidos y ladridos familiares en las habitaciones vacías en su casa y escuchó los sonidos de la uñas de unos pies pequeños en el piso de madera. No vio a Nellie, pero sintió fuertemente su presencia en varias ocasiones. El fantasma de Nellie permaneció durante una semana y luego se desvaneció. Warren trató de capturar evidencia de que Nellie estuvo alli con equipo fotográfico y de grabación, pero no tuvo éxito, sin embargo, estaba firmemente convencido de sus propias experiencias y de que Nellie había, de hecho, regresado de una manera fantasmal a visitarlo.

Experiencias como la de Warren han sido reportados por tanta gente que es difícil explicarla como simple imaginación o una ilusión resultado de la tristeza y el dolor. Si es posible que la gente regrese después de la muerte como fantasmas para visitar a los vivos con un propósito, entonces quizás es posible que los animales hagan lo mismo.

Las descripciones de apariciones de mascotas fantasmas encajan siempre en ciertos patrones. Los fantasmas suelen darse a conocer poco después de la muerte y por un período corto de tiempo, como unos pocos días o una semana o dos. Los fantasmas se comportan como los animales cuando estaban vivos, por ejemplo, un gato fantasma se puede vislumbrar cuando este realiza acciones gatunas, saltando en el sofá o la cama, etc… Un pájaro se puede escuchar cantando en la sala donde estaba enjaulado. A menudo, los animales fantasmas no se ven pero se escuchan, huelen y sienten.

Conforme pasa el tiempo la fuerza de su presencia fantasmal se debilita hasta que se detiene por completo. A veces, las personas dicen que sus animales domésticos muertos regresan para visitarlos durante años. Un pequeño número de dueños de mascotas dicen que sienten una presencia constante de sus animales domésticos.

No todas las mascotas retornan a visitar a sus propietarios como fantasmas. Las razones del por qué algunos sí y otros no se desconocen.

Fantanimales (Phantimals)

Algunos animales espectrales no necesariamente son fantasmas de seres ya muertos, sino que pertenecen a un reino sobrenatural especial. Estos son llamados Fantanimales, que es una palabra acuñada por Joshua P. Warren. La apariencia y características de estos seres puede ser debido al hecho de que ellos no pertenecen a la esfera física y de acuerdo con las tradiciones del folclore que se remontan a tiempos antiguos, hay reinos poblados por criaturas mágicas o sobrenaturales que tienen la capacidad de entrar y salir de nuestro mundo.

No son exactamente lo mismo que los animales normales. Un ejemplo es el fantasma del perro negro y perros demonio reportado en muchos lugares del mundo. Estas criaturas se parecen a los perros, pero son grandes en tamaño, con características sobrenaturales, tales como los ojos rojos como el fuego y la habilidad de desaparecer en un instante.

Lo mismo se aplica a otros fantasmas de animales elementales: que se asemejan a los animales normales, pero a menudo tienen características como el miedo, entre otras.

Aparecen y desaparecen dentro y fuera del mundo ordinario. Por lo general son vistos en su hábitat natural, especialmente en áreas remotas y solitarias.

Algunos expertos piensan que los animales paranormales elementales son seres reales que existen en su propio mundo real, como otra dimensión que es muy cercana a la nuestra. Estas criaturas de vez en cuando vienen a través de puertas entre las dimensiones. Espíritus animales adorados como dioses en algunas culturas puede estar relacionado con los animales elemental.

Otro tipo de phantimal es el familiar, un animal espectral que sirve como un ayudante o confiable espíritu mágico que ayuda a la gente. Algunos familiares se dicen que son los espíritus de los animales muertos que vuelven a servir a sus dueños o amos. Otros familiares son convocados desde el mundo de los espíritus a través de la magia. Debido a que existen en un reino fantasma, los familiares son capaces de viajar grandes distancias rápidamente, y que pueden hacer cosas que la gente y los animales no pueden hacer. En la magia, enviar mensajes y ayudar a llevar a cabo los hechizos. Ellos pueden cambiar de forma a diferentes formas, tales como diversos tipos de animales e incluso insectos.

Los familiares son parte de las antiguas tradiciones mágicas y chamánicas. No están mal en la naturaleza, pero pueden ser dirigidos a hacer cosas pueden se buenas y malas. En Europa, durante la Edad Media, muchas personas tenían miedo de las brujas. Se creía que las brujas mandado demonios que tomaban la forma de animales y se convertían en sus familiares.

Un tercer tipo de phantimal es el críptido. El término proviene de la criptozoología, el estudio de las criaturas misteriosas o escondidas.

Bigfoot o Sasquatch es un críptido, y también lo es el monstruo del Lago Ness. Los Criptidos parecen ser reales, pero extraños, y nadie parece encontrar pruebas concretas de su existencia. Al igual que los animales elementales, actúan como fantasmas, porque probablemente no vivan enteramente en el mundo físico. Aparecen y desaparecen de repente.

Algunos Criptidos parecen ser híbridos extraños. Por ejemplo, la gente relata la existencia de criaturas que parecen ser mitad humanas y mitad animales. Tales criaturas han existido en la mitología desde la antigüedad. En la mitología griega uno de los híbridos más conocidos es el centauro, que tiene la parte inferior del cuerpo de un caballo y la parte superior del cuerpo de un hombre. Los hombres perro, que tienen cuerpos humanos con cabezas de perro o lobo y otras características, también se encuentran en tradiciones folclóricas, incluyendo en América del Norte. Testimonios de avistamientos de mitad de las criaturas humanas y mitad aves también han sido reportados.

En 1966, una criatura conocida como Mothman fue vista en el Oeste de Virginia y a lo largo del río Ohio. Tenía el cuerpo de un hombre y sus grandes alas como un murciélago o pájaro. Pero no volaba como un murciélago común o aviar. Mothman se levantó hacia arriba en el aire sin batir sus alas. Mothmanaterrorizo a las personas durante un período corto de tiempo. La criatura nunca amenazaba o atacaba personas, pero su aspecto era bastante aterrador.

Otras de la cosas raras que sucedieron durante el mismo período fueron numerosos informes de avistamientos de ovnis y extraterrestres teniendo la población interrupciones en su servicio de teléfono y problemas con el equipo eléctrico. Un periodista llamado John Keel recibió profecías de desastres a partir de fuentes que se identificaron como E.T.s. El fenómeno se detuvo el 15 de diciembre de 1967, cuando un puente sobre el río Ohio se derrumbó matando a 46 personas. ¿Fue el colapso conectado a los fenómenos? Nadie sabe a ciencia cierta, y las opiniones están divididas aún.

Casos como el Mothman sirven como un ejemplo de cómo los fenómenos paranormales ocurren a veces en grupos o se mezclan. Los fantasmas no están siempre solos.

Algunos de los diferentes fantasmas de animales que han aparecido

Como ya esta dicho los animales fantasmas mas comunes son los perros de color negro que suelen ser, aunque no siempre, asociados con el mal. A menudo se cree que esta afiliado con el diablo y, el testigo que se los encuentra con frecuencia se lesiona. Manifestaciones de perros negros también se dice que predicen una muerte inminente. Sin embargo, enterrar a los animales juntos a sus amos solía ser una costumbre en la Europa medieval, siendo enterrados en los cementerios para proteger las almas de los muertos.

Los perros negros y demonios perro (Black Dogs and Demon Dogs)

En la última hora del sábado por la noche Beth y Jeremy se dirigía a su casa en Hagerstown, Maryland. Jeremy está conduciendo el SUV de su padre. La niebla se ha asentado sobre la carretera que discurre por el terreno montañoso de South Mountain. La zona es conocida como un lugar encantado y la niebla intensifica las apariciones de la noche.

No hay muchos otros autos en la carretera y la luz de los faros del automóvil de Jeremy no penetran en la niebla muy profundamente. De repente, una oscura sombra aparece de entre la niebla. Es un enorme perro negro, justo en el medio de la carretera. Sus ojos de color amarillo brillante miraban directamente a Jeremy. Beth grita al ver a tan enorme animal en medio de la calle. Jeremy frena en seco y se desvía, a sabiendas de que probablemente va a golpear a la criatura, que está demasiado cerca. Jeremy se detiene, y los adolescentes asustados por el incidente, salen a mirar hacia atrás, casi esperando encontrar el cuerpo mutilado de un perro. Ellos se sorprenden al no encontrar ningún rastro del animal, vivo o muerto. No hay ningún daño, ni siquiera un rasguño, a la camioneta. Jeremy y Beth acaba de tener un terrible encuentro con el famoso espectro del perro negro del Snarly Yow—South Mountain.

Los fantasmas de perros de color negro son muy conocidos en las tradiciones de fantasmas en todo el mundo.

Estos perros de color negro son enormes-más grande que el perro mas grande de alguna de las razas existentes. Tienen en los ojos un color amarillo intenso, verde o enrojecidos, y a veces su cuerpo brilla con una misteriosa luz. Estos seres tienen muchos nombres, son llamados los perros del diablo, demonio perros o perros demonio, Hellhounds y yell hounds.

El perro negro más famoso en la tradición de inglesa es el temible Negro Shuck (Black Shuck), un perro del tamaño de la pantorrilla, cuyos ojos son de color rojo a pesar de que no tiene cabeza. Un collar de cascabeles fantasma con cadenas, que suenan al correr, avisa de su presencia. Negro Shuck también es llamado Galleytrot, Hateful Thing, el mono Shug (Shug Monkey), Hellbeast, y la bestia del cementerio (Churchyard Beast).

Muchas personas tienen experiencias como Jeremy y Beth. Conducen a lo largo de los caminos solitarios en la noche, y un perro negro se lanza al frente de ellos o aparece de repente en medio de la carretera. A veces hay una sensación de impacto y, a veces, los vehículos sólo pasan a través de la aparición. En tiempos pasados antes de que el automóvil existiera, los perros negros fantasmas asustaban a los caballos de los viajeros de la noche.

Los orígenes de muchos perros de color negro se pierden en el tiempo. Su color negro y terrible apariencia tienen asociaciones demoníacas, lo que los hacen compañeros ideales para el diablo, los demonios, los hechiceros y las brujas. En Inglaterra y otras partes de Europa, los fantasma de perros negro una vez fueron acusados de asesinatos de ganado.

Sir Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes, se inspiró en las leyendas del Negro Shuck y los Whisht hounds en su libro Los perros de los Baskerville (The Hounds of the Baskervilles).

Negro Shuck, mejor conocido como Black Shuck

Los perros de color negro no son ajenos en East Anglia. En una gran tormenta en 1577, un perro demonio negro apareció en el patio de la iglesia Bungay y causó estragos en ella. De acuerdo con un folleto de esa época, este se marchó dejando a dos feligreses muertos en sus oraciones y a otro, como encogido, como un pedazo de cuero quemado en el.

Los perros del demonio han aparecido en diferentes partes de Inglaterra, y en particular East Anglia, durante más de mil años. En los condados del este, el perro espectral se conoce generalmente como Negro Shuck, que se deriva del celta scucca, el anglosajón de demonio.

A diferencia de los perros de este mundo, Negro Shuck parece más apegado a los lugares que a la gente. Él siempre ha caminado solo, corriendo en riberas de ríos y caminos solitarios, o saltando por encima de las paredes del cementerio y desapareciendo entre las tumbas. El aspecto y las características de Negro Shuck varían de un lugar a otro, parece que sólo surgen en la oscuridad y generalmente se describe como una criatura peluda del tamaño de un ternero, fácilmente reconocible por los ojos, como llorando fuego de color rojo o verde.

En Suffolk, Negro Shuck (o Black Shuck en Ingles) se cree que es bastante inofensivo si se queda solo. En Clopton Hall, Stowmarket, donde se guarda un tesoro de oro, su aspecto es especialmente alarmante, ya que él tiene el cuerpo de un monje y la cabeza de un perro. A menudo, en Suffolk, sólo pueden ser detectados por el tacto de su pelo áspero a medida que pasa.

El Negro Shuck de Norfolk es un perro más siniestro, más parecido a los hombres lobo que supuestamente habitaba en esta zona en la Edad Media. Es una criatura horrible, tan negra como el ébano, cuyos gritos diabólicos han sido escuchadps por encima de los gritos de los salvajes vientos. Personas aterrorizadas que han sentido su presencia detrás de ellos, sintiendo su aliento helado en la parte posterior de su cuello. Incluso hoy en día, los conductores han informado de el, cuando estaba tratando de escapar mientras cruzaba la carretera.

Hay una creencia popular en Norfolk que afirma que nadie puede ver a Negro shuck y vivir posteriormente. En East Anglia en general, cuando alguien moría, la gente solía decir “el perro negro se encuentra en los talones (the black dog is at his heels)».

El Negro Shuck de Essex, sin embargo, es un perro amable y se sabe que en vez de atacar, protege a los viajeros en los caminos solitarios.

La Negro Shuck de Cambridgeshire, al igual que su contraparte de Norfolk, es siniestro. A veces se le ve entre Wicken y los pantanos de Spinney Abbey. Los que lo han encontrado deben mirar hacia otro lado, su aparición advierte de la muerte en la familia.

Los perros de color negro también se encuentran en las Islas Británicas, especialmente en carreteras desiertas. Son aproximadamente del tamaño de un ternero y se mueven en absoluto silencio, a excepción del ruido de sus garras. El desaliento y la fría desesperación que causan estos perros es la razón por la cual no hay una descripción detallada de su aspecto.

Un perro monstruoso con dientes grandes y garras se aparece en los alrededores de Yorkshire, norte de Inglaterra. Sólo aparece en la noche. La gente cree que cualquiera que vea claramente el perro va a morir pronto después del encuentro. En Gales, tienen al ojos rojos Gwyllgi, el perro de la oscuridad. En la Isla de Man, este es llamado Mauthe Dog.

Fantasma de Bull Terrier

En un lugar de Essex (un condado situado al este de Londres) se encuentra un bar llamado Star Inn en Ingatestone. En el hay una cabeza de peluche de un perro llamado Essex que se dice cuida el mismo. Essex murió en 1914. Su fantasma se dice que acechan el paso que conduce a la barra.

En vida era un bull terrier que vivía en el bar, antes posada, entre los años 1900 a 1914 y era un luchador bastante conocido que mató a varios perros del barrio y nunca fue derrotado. Cuando se murió de viejo, una cabeza de peluche fue colgada en el salón bar, y desde ese día su feroz espíritu ha vigilado el pasillo que da acceso al bar de al lado del pub.

El bull terrier fantasma no sólo sigue apareciendo a sus parientes terrestres, sino que también parece disuadir a los ladrones locales, aunque los pubs son un objetivo prioritario en la zona rural de Essex, el Star no ha tenido nunca un robo.

Historias de animales fantasmas

Los dueños de mascotas informan de sonidos de garras que hacen clic al tocar el suelo. Los gatos parecen volver más comúnmente como una presencia física, sus dueños sienten al gato que yacía junto a ellos en la cama, pero pronto se dan cuenta que este no se encuentra allí.

Caballos fantasmas también son reportados, pero en la muerte como en la vida parece que necesitan compañía. El infame jinete sin cabeza es un ejemplo bien conocido, pero los caballos también parece que vuelvan a llevar a los fantasmas de los soldados y a tirar de los carros fantasmas.

En Inglaterra, el último oso que mató en el bosque Verdley se dice que aun anda acechando en la zona. Buxton, Inglaterra tiene un lobo fantasmal que según se cree es capaz de moverse a velocidades fantásticas. Los fantasmas de los animales se están convirtiendo a determinadas localizaciones en lugares de interés, posiblemente porque son menos amenazantes, para algunos, que los fantasmas de las personas.

El edificio del Capitolio, Washington DC, EE.UU., tiene un gato demonio que al parecer se presenta ante los desastres nacionales. Se vio antes de la caída de la bolsa en 1929 y antes del asesinato de Kennedy en 1963. Arkansas ‘Crescent Hotel cuenta con un gato llamado el fantasmal Morris, y el gran danés de Rodolfo Valentino, Kabar, se dice que aparece en el cementerio de mascotas de Los Ángeles. El Museo de la Casa Whaley en San Diego, CA tiene un perro fantasma y soldados fantasma a caballo.

Los fantasmas de animales han sido testigos en los antiguos campos de batalla. En Gettysburg, Pennsylvania, un caballo con jinete apareció en forma de niebla ante algunos observadores sorprendidos. Pensaban que el caballo y el jinete eran reales, pero el ser humano, así como el fantasma del animal desapareció justo ante sus ojos.

El Pony Express no ha realizado correo en los Estados Unidos desde mediados de los años 1800, pero la estación de Hollenberg, en Kansas, es conocida por el sonido de los cascos de caballos a galope fantasmales. Este no es el único informe de fantasmas de animales que se escuchan.

Los perros son conocidos por vigilar muy bien a la gente, y algunos, incluso, se han escuchado como fantasmas siguen gruñendo amenazantemente a los que están demasiado cerca. Una bull terrier llamada Sallie, que era la mascota de Ejército de la Unión en Gettysburg, muchos creen todavía oír su rugido mientras vigila los soldados caídos. En otra historia de fantasmas de animales, la famosa Torre de Londres antiguamente albergaba animales exóticos y salvajes. Un guardia en 1815 dijo haber visto un oso caminar a través de una puerta. Asustado, el hombre trató de usar su bayoneta con la criatura, pero la cuchilla pasó a través de el fantasma oso.

Incluso en el Capitolio de los Estados Unidos hoy se dice que esta habitado por el fantasma de un gato. Se ha descrito por tener los ojos brillantes, y emerger de las sombras hacia personas inocentes. La leyenda dice que el gato fantasma aparece antes de los grandes desastres nacionales. El nombre del gato es DC, y fue visto antes de la crisis bursátil de 1929, y el asesinato del presidente Kennedy en 1963.

A pesar de los fantasmas de los animales se han visto, lo interesante es la forma en que suelen seguir algún tipo de rutina. Por ejemplo, algunos de los fantasmas de los caballos lanzan al suelo a sus jinetes, algunos animales fantasmas «reviven» las tragedias que causaron su muerte.

Otros casos de animales espectrales

Los parapsicólogos han documentado casos de lo que se conoce como anpsi, fenómenos psíquicos en los animales. Los animales siempre han demostrado habilidades psíquicas en el terreno de la parapsicología: Se cuenta de muchas personas que han visto u oído fantasmas de animales y también el hecho más natural de que los animales se comporten de una manera especial cuando presienten alguna presencia fantasmal.

Se cuenta el estudio de un parapsicólogo que mantuvo en una casa encantada de Kentucky a un perro, un gato, una serpiente de cascabel y una rata. En primer lugar, metió al gato en una de las habitaciones encantadas de la casa. El gato se subió sobresaltado a una de las sillas de la habitación, salió corriendo y se negó más tarde a regresar a esa habitación. El perro, que también estaba cerca, no paraba de ladrar y aullar, saliendo de la habitación y no queriendo entrar más. La rata no reaccionó, mientras que la serpiente de cascabel salió más despacio de la habitación.

Se cuenta también la historia de tres amigos que vieron el fantasma de un gato en 1900 y escribieron su experiencia para la revista Occult Review. En esa época, era una práctica común usar pseudónimos, por miedo al ridículo, para aquellas personas que habían sufrido algún caso de fenómeno psíquico.

Estos tres amigos eran Thane, Rue e Ilona, y estaban sentados en el salón de Thane esperando la llegada de la gata Kitty, un gato persa de color gris al que había ido a buscar el cocinero de la casa. Había noches en las que Kitty tenía que ser obligada a entrar en casa. El cocinero la llamó desde el balcón. La ventana se abrió y apareció un gato en la ventana, que se dirigió rápidamente hasta la puerta.

Los chicos miraron al gato y se dieron cuenta que no era Kitty, sino que era un gato persa negro. Antes de que Thane tuviera a Kitty, había tenido a un gato persa negro, que se llamaba Ruff, quien tenía la costumbre de lanzarse a la ventana cada vez que se abría. El cocinero no había visto al gato negro entrar, y eso que estaba en la ventana llamando a Kitty. Unos minutos más tarde, la gata apareció por la puerta, y el gato persa negro desapareció. Lo buscaron por toda la casa, pero no dieron con el misterioso gato.

Rue escribió que el cocinero les pidió que bajaran a la cocina para ver el extraño comportamiento que adquiría Kitty cada vez que abría el armario. Kitty actuó extrañamente en varias ocasiones más. Algunos días se negaba a dormir en su cesta, y otros días no quería comer en la cocina, y lo hacía fuera de la casa.

Mientras Rue observaba, el cocinero cogió a Kitty y comenzó a acariciarlo. A su vez, intentó abrir disimuladamente el armario sin que Kitty se diera cuenta. Al percatarse, el gato miró al armario aterrorizado, y arañando incluso al cocinero, saltó de sus brazos y salió corriendo despavorido. Algo había dentro del armario que aterrorizaba a Kitty.

Ruff había sido el gato favorito del cocinero y le había cuidado hasta sus últimos días. El gato murió en su cesta, y desde entonces, el cocinero la había guardado dentro del armario. ¿Quizás fuera tal vez esa cesta y el fantasma de Ruff el que le diera tanto pavor a Kitty?

Fantasmas animales y Presagios

Algunos fantasmas de animales son indicadores de una muerte inminente. Aves negras y aves nocturnas, como cuervos, cornejas y búhos, se asocian con la muerte.

Fantasmas de perros de color negro son a menudo los presagios de muerte. En la mitología son los perros guardianes de los muertos. Los perros que viven y otros animales también puede predecir la muerte en las circunstancias adecuadas. Un perro que aúlla en la noche puede ser un signo. En ciertas áreas, si el primer cordero nacido en una granja es de color negro, es una señal de que alguien en la casa va a morir dentro de un año.

Andrew Lang, un escocés que investigó lo paranormal en los siglos XIX y XX, vio el presagio de su muerte unos pocos meses antes de morir de un ataque al corazón, esta aparición era un monstruo gato fantasmal.

El misterioso perro de la carretera de Aia (Guipúzcoa)

Este suceso ocurrió hace unos 10 años en la provincia de Guipúzcoa, concretamente en la carretera que va desde el pueblo de Aia hasta el Alto de Orio. Serían, aproximadamente, las 03:00 de la madrugada cuando yo viajaba junto con un amigo por esa vía plagada de curvas cerradas. Es una carretera difícil, en pleno monte. Debido a la configuración del terreno, casi siempre suele haber mucha niebla que tarda en disiparse

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 30 de septiembre de 2006 por Daniel Odriozola Navarro.

Como decía, yendo yo la volante del coche de repente nos encontramos con un perro parado en mitad de la carretera. Se trataba de un animal de tamaño medio-grande, el cual estaba empapado debido a la humedad. Yo frené en seco y el perro se apartó un poco. Al pasar cerca de él procuré verle la cara, pero no ví sus ojos. Era como una especie del típico «pastor alemán», pero no tan fuerte.

Reiniciamos la marcha a una velocidad moderada, charlando sobre el susto que nos había dado la aparición repentina del animal. Al cabo de unos 10 minutos y sin acordarme del porqué, paré de nuevo. Cuál fue mi sorpresa que al mirar por el espejo retrovisor, veo salir al perro de la niebla. Yo pensé que tenía que haber venido detrás del vehículo a todo correr porque, sino, era absolutamente imposible que hubiera llegado en tan poco tiempo…

Y, sin embargo, estaba allí y con la boca cerrada. No presentaba el más mínimo síntoma de cansancio. Mi amigo y yo nos miramos, sorprendidos, y reiniciamos nuevamente la marcha aún a más velocidad. Al cabo del tiempo mi amigo me pidió que parase el coche, a ver si venía el perro detrás nuestro (lo decía en plan broma, pero «mosqueado», como yo).

Efectivamente, al cabo de unos segundo, oímos el golpeteo de las uñas sobre el asfalto y salió nuevamente el bicho de la niebla para pararse a unos 6-8 metros. Y con la boca cerrada, sin cansancio.

Finalmente hice la prueba: fuimos a la máxima velocidad que nos permitía la prudencia en esas condiciones de niebla y curvas (en todo caso a unos 70 km/h; ir más rápido hubiera sido excesivamente peligroso) durante unos buenos 15 minutos, hasta volvernos a parar. ¡Horror! Nuevamente salió el maldito perro desde la niebla para pararse a una distancia prudencial de nosotros. Mi amigo y yo ya no salíamos del coche, y teníamos las ventanillas subidas…

Una vez llegados al final de esa carretera y en la unión con la N-634 (Alto de Orio), el perro se paró, dio media vuelta y se metió en la niebla, para no volver a verlo más.

Un dato: en ningún momento, en ninguno, puede ver sus ojos; únicamente se apreciaban dos manchones negros. Y la boca cerrada. Pese a haber recorrido más de 15 km a una velocidad más que respetable no fui capaz de dejarlo atrás; siempre en un lapso de 1-2 minutos reaparecía.

Yo no sé qué es lo que era ese perro, (creo que decir que se trataba de un perro-fantasma es un poco fuerte, pero…. ¿Qué otra cosa podía ser?) pero evidentemente no era algo normal.

Si alguien ha experimentado una experiencia similar agradecería mucho saberlo, y qué explicación puede darle a este hecho.