La oscura teoría que afirma que los personajes de El Chavo del 8 representan los pecados capitales

Desde su debut en la década de los 70, la serie creada por Chespirito ha conquistado al público de Latinoamérica, sin embargo existe una hipótesis que desentraña una críptica posibilidad.

El programa de El Chavo del 8 es sin duda un referente humorístico de la televisión latinoamericana y hasta la fecha sigue cautivando al público, quien ha seguido a través de los años las aventuras y situaciones de un grupo de inquilinos de una vecindad en México.

Y es que dicha serie contó con el genio creativo de Roberto Gómez Bolaños, quien se hizo rodear de una compañía de actores y guionistas que le brindaron a sus producciones un sello particular que destaca por la singularidad de sus personajes y situaciones que, aunque repetitivas y un tanto predecibles, lograron conectar con millones de televidentes.

Sin embargo, hay quienes ponen en duda la inocencia detrás del llamado “humorismo blanco” de Chespirito, pues no son pocas las teorías en internet que señalan que detrás de los chascarrillos de El Chavo, La Chilindrina, Quico, Ñoño y sus amigos, bien podría existir un subtexto mucho más profundo y sombrío.

Además de esta teoría, circulan por internet otras aseveraciones que indican que presuntamente Chespirito era conocedor del ocultismo

Una de ellas apunta a que el actor, escritor y director conocido como Chespirito, como es sabido por una supuesta similitud con Shakespeare, creó en el universo de uno de sus personajes más populares una alegoría o representación del infierno, empleando mensajes subliminales que sólo pocos habrían notado.

La teoría apunta a que cada habitante de la vecindad representa uno de los siete pecados capitales, entre otros vicios castigados por la fe cristiana. Así El Chavo, siempre con hambre, ha cometido el pecado de la gula, que en una interpretación más críptica se señala que su predilección por la famosa torta de jamón sería una muestra de desprecio a las leyes divinas, que según versiones tradicionales prohibía el consumo de carne de cerdo por ser considerado un animal sucio.

También se sugiere que, en su calidad de pecador, El Chavo no tiene respeto por ninguna autoridad volviéndolo un rebelde, como se pone de manifiesto al llamarle a su mentor “Maestro Longaniza”, otra referencia velada a la carne porcina. Por su parte, Don Ramón, quien no trabaja y se la pasa evadiendo sus responsabilidades como padre e inquilino – al nunca liquidar los eternos 14 meses de renta atrasada-, ha cometido el pecado de la pereza.

Según esta hipótesis, la vecindad de El Chavo sería una representación del infierno

El Señor Barriga, según la hipótesis, sería la representación de la codicia, pues se menciona que quién más sino un avaro podría acudir casi todos los días a cobrar un alquiler mensual. Por su parte, Quico, el niño mimado más rico de la vecindad podría ser la representación de la soberbia impulsada por la envidia, pues cada vez que ve a sus vecinos más desfavorecidos disfrutar de un juguete sencillo y estropeado siempre buscaba causar su envidia presumiendo uno más grande y novedoso, aunque esto no fuera suficiente para satisfacerlo.

La Chilindrina, y su marcada personalidad intolerante sería la ira, pues no son pocas las ocasiones en que al echarle a perder el juego a sus compañeros y con el capricho incumplido, traduce su enojo al llanto y los berrinches con los que pretende llamar más la atención. Doña Florinda y el señor Jirafales son un guiño a la lujuria y dejan a la imaginación retorcida sus tardes enteras encerrados y tomando tacitas de café.

Según la detallada teoría, Doña Cleotilde, o La bruja del 71 es ejecutora de dos grandes pecados: la vanidad extrema y la hechicería, hecho que se hace evidente al llamar a su gato Satanás, que en algunas capítulos es un perro, por lo que la hipótesis señala que hace referencia a un demonio polimorfo. En este aspecto, es notable aquel capítulo cuando Doña Cleotilde convoca a una reunión espiritista en su departamento, donde abiertamente invoca a los “espíritus chocarreros”, invitando al paganismo.

Por su parte, también Ñoño es señalado por su gula y Doña Florinda no se queda atrás al hacer gala de la soberbia, sobre todo por su desdén a “la chusma” como llama a los demás habitantes de la vecindad. Como esta elaborada teoría existen muchas más rondando internet, y en ellas se tocan aspectos presuntamente abordados en la obra televisiva de Chespirito, como el ocultismo, los mensajes subliminales e incluso, la masonería que el humorista presuntamente practicaba.

Ardilla con peste bubónica enciende alertas en Estados Unidos

Fue descubierta en un pueblo en el condado de Jefferson, confirmaron las autoridades. Esta enfermedad causó la plaga más mortífera de la historia, causante de hasta 200 millones de muertes en la Edad Media.

“El sábado 11 de julio de 2020, una ardilla encontrada en el pueblo de Morrison dio positivo en la prueba de la peste bubónica. La ardilla es el primer caso de peste en el condado”, informaron este domingo a través de un comunicado las autoridades del condado de Jefferson, en Colorado, Estados Unidos.

El gobierno local no precisó en qué estado se encontraba el animal ni cómo pudo haber contraído esta enfermedad, causante de la pandemia más mortífera de la historia. La noticia se conoce una semana después de que una ciudad del norte de China emitiera una alerta sanitaria de nivel 3 luego de que se detectase un posible caso de peste bubónica. La Comisión Municipal de Sanidad de la ciudad de Bayannur reveló que un pastor de la zona de la Bandera Media de Urad había sido ingresado en un hospital local en el que se le diagnosticó esa enfermedad.

A principios de julio, Mongolia ordenó la entrada en cuarentena de la ciudad de Tsetseg, en la provincia occidental de Khov, luego de que se detectaran dos muertes por peste, según informaron las autoridades sanitarias locales. También se dispuso el cierre parcial de la frontera con Rusia, para evitar que se trate de un brote que pueda propagarse más allá de los límites del país.

Una mujer alimenta a una ardilla en Washington, Estados Unidos (REUTERS/Mary F. Calvert)Una mujer alimenta a una ardilla en Washington, Estados Unidos (REUTERS/Mary F. Calvert)

“La peste es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Yersinia pestis, y puede ser contraída por los seres humanos y los animales domésticos si no se toman las precauciones adecuadas”, explicó gobierno de Jefferson en el comunicado emitido el domingo. “Los seres humanos pueden infectarse con la peste por mordeduras de pulgas infectadas, por la tos de un animal infectado o por el contacto directo (por ejemplo, a través de una mordedura) con sangre o tejidos de animales infectados. Los gatos son muy susceptibles a la peste y pueden morir si no se los trata rápidamente con antibióticos”.

Otros animales, como los perros, no son tan susceptibles a la enfermedad, pero pueden recoger y transportar pulgas de roedores infectados. Por eso, las autoridades del condado llamaron a los dueños de mascotas que sospechen que pueden estar enfermas a consultar a un veterinario. Además, solicitó a todos los vivan en zonas con presencia de animales salvajes a hacer un control estricto de las pulgas de sus mascotas para ayudar a prevenir la transferencia a seres humanos.

Un hombre y una mujer con la peste bubónica con las características úlceras en sus cuerpos en una pintura medieval de una Biblia de 1411 en Toggenburg, Suiza (Foto: Shutterstock)Un hombre y una mujer con la peste bubónica con las características úlceras en sus cuerpos en una pintura medieval de una Biblia de 1411 en Toggenburg, Suiza (Foto: Shutterstock)

Las víctimas en Mongolia, cuya identidad no fue revelada hasta el momento, habían consumido carne de marmota. De hecho, la enfermedad es conocida en la región como “peste de la marmota”. No es la primera vez que el país asiático recurre a una medida similar en la región afectada. Previamente cerró un cruce fronterizo clave con Rusia en mayo de 2019 bajo la sospecha de que pudo haber desempeñado un papel en un brote anterior de la peste, tras la muerte de un matrimonio que había comido la carne del mismo animal.

El gran brote de “peste negra” de la Edad Media comenzó precisamente en Asia Central, y desde allí pasó por la Ruta de la Seda hasta llegar a la península de Crimea en 1343. Alojada en las pulgas de las ratas negras, se esparció por toda Europa usando como medio de transporte a los barcos mercantes. Las estimaciones más conservadoras sostienen que mató al 30% de la población europea, pero las más audaces dicen que hasta el 60% pudo haber muerto como resultado de la pandemia. El continente tardó 200 años en recuperar su nivel anterior de habitantes, aunque algunas regiones, como Florencia y sus alrededores, tardaron hasta el siglo XIX.

La Comisión Municipal de Sanidad de la ciudad de Bayannur, en China, ha pedido a los ciudadanos que denuncien si encuentran marmotas enfermas o muertas, que puedan portar la enfermedad (EFE/EPA/Grzegorz Momot/Archivo)La Comisión Municipal de Sanidad de la ciudad de Bayannur, en China, ha pedido a los ciudadanos que denuncien si encuentran marmotas enfermas o muertas, que puedan portar la enfermedad (EFE/EPA/Grzegorz Momot/Archivo)

Los expertos dicen que los descendientes directos de la misma peste bubónica todavía existen en la actualidad, matando a unas 2.000 personas al año. La caza y el consumo de carne de marmota está prohibida en Mongolia. Sin embargo, la población local se alimenta del roedor de manera frecuente pese a las advertencias sanitarias.

De todos modos, al ser causada por una bacteria, la peste puede ser tratada eficazmente con antibióticos cuando se diagnostica a tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó la semana pasada que está supervisando de cerca los casos de peste bubónica en China, enfatizando que la situación no representa una gran amenaza y está “bien gestionada”.

De la peste negra al coronavirus: cuáles fueron las pandemias más letales de la historia

Desde la Edad Antigua hay registros de brotes que afectaron a gran parte de la población de un país o a muchas regiones al mismo tiempo. Un repaso por las que causaron mayores estragos.

Con más de 200.000 casos confirmados en el mundo y al menos 8.000 muertes, el brote de COVID-19 —declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud el pasado 11 de marzo— desató una crisis global como hacía tiempo no se veía.

Sin embargo, la historia puede ayudar a poner en perspectiva lo que está sucediendo. A pesar de la gravedad inusitada de este brote originado en China en noviembre pasado, aún está lejos de los más letales de la historia. A continuación, un repaso por las pandemias más significativas de las que hay registro:

HZEW6L4FURGADA4SMCPMEQAXYA

Peste antonina (165-180): 5 millones de muertes

Cuanto más se retrocede en el tiempo, menores son las precisiones sobre las enfermedades y sus consecuencias. Pero hay evidencias históricas más que suficientes para saber que la peste antonina fue devastadora en su tiempo. La infección se desató en el Imperio Romano tras el regreso de tropas que habían combatido en Medio Oriente. Se cree que la enfermedad puede haber sido viruela o sarampión, pero no hay consenso entre los historiadores.

Se la conoce como peste antonina por el nombre de la dinastía reinante en Roma en ese momento. De hecho, hay indicios de que el emperador Lucio Vero, que gobernaba en conjunto con su hermano adoptivo Marco Aurelio, murió en el año 169 víctima de ese mal. Las estimaciones actuales ascienden a 5 millones de muertos, lo que la convertiría en la séptima pandemia más letal de la historia.

72OWASWVDZEQ7NMMFQCSUOB6OU

Plaga de Justiniano (541-542): 30-50 millones de muertes

El epicentro del brote fue Constantinopla —actualmente Estambul—, capital del Imperio Bizantino (Imperio Romano de Oriente). El origen fueron las ratas que llegaban en los barcos mercantes provenientes de distintos rincones de Eurasia, portadoras de pulgas infectadas con la peste bubónica.

El emperador Justiniano I también contrajo la enfermedad, pero sobrevivió. Los cálculos de entre 30 y 50 millones de muertos como consecuencia de la pandemia abarcan los dos siglos en los cuales esta resurgió. Eso la convierte en la cuarta peor de la historia.

KFO7DPLVHVHZXDRE53PUI46FDU

Cuadro del ángel de la muerte golpeando una puerta durante la plaga de Roma en tiempos de la peste antonina (Foto: Wikipedia)

Epidemia de viruela japonesa (735–737): 1 millón de muertes

Se desarrolló en el contexto de intercambios crecientes entre Japón y el continente asiático, que dio lugar a otras epidemias. Comenzó en 735 en la ciudad de Dazaifu, Fukuoka, luego de que un pescador japonés la contrajera en Corea. La enfermedad se propagó rápidamente y terminó afectando a la mayor parte de la isla, donde murió cerca de un tercio de la población.

Peste negra (1347-1351): 200 millones de muertes

Se la considera la pandemia más mortífera y con el impacto más duradero en la historia de la humanidad. Se cree que el brote comenzó en Asia Central, y desde allí pasó por la Ruta de la Seda hasta llegar a la península de Crimea —disputada entre Rusia y Ucrania en la actualidad— en 1343. Alojada en las pulgas de las ratas negras, se esparció por toda Europa usando como medio de transporte a los barcos mercantes.

Las estimaciones más conservadoras sostienen que mató al 30% de la población europea, pero las más audaces dicen que hasta el 60% pudo haber muerto como resultado de la pandemia. El continente tardó 200 años en recuperar su nivel anterior de habitantes, aunque algunas regiones, como Florencia y sus alrededores, tardaron hasta el siglo XIX.

opofbvagunbrvktp334d6zeenq

Pintura de San Sebastián suplicando por la vida de un sepulturero afligido por la peste durante la plaga de Justiniano, del siglo VI (Foto: Wikipedia)

Viruela (1520): 56 millones de muertes

Era una enfermedad desconocida en el continente americano, pero llegó con la conquista europea. Fue introducida primero en lo que actualmente es México por los españoles y fue determinante en la caída del Imperio Azteca. Es considerada la segunda mayor pandemia de la historia, y hay estimaciones que indican que mató hasta al 90% de la población nativa americana.

Grandes pestes del siglo XVII (1600): 3 millones de muertes

Fueron distintos brotes de peste bubónica que tuvieron diferentes epicentros a lo largo del siglo. Uno de los más significativos fue la gran peste de Londres, que duró de 1665 a 1666, y fue la última gran epidemia de peste bubónica en Inglaterra.

j22yzc2z4navpjooojx56q7dfq

Un hombre y una mujer con la peste bubónica con las características úlceras en sus cuerpos en una pintura medieval de una Biblia de 1411 en Toggenburg, Suiza (Foto: Shutterstock)

Grandes pestes del siglo XVIII (1700): 600.000 muertes

Fueron diversas epidemias que surgieron en distintos países. La más importante fue la peste rusa de 1770-1772, también conocida como la peste de 1771. Murieron entre 52.000 y 100.000 personas solo en Moscú, cuya población se redujo en una tercera parte.

Cólera (1817-1923): 1 millón de muertes

La falta de tratamiento de los excrementos humanos y la ausencia de agua potable son los principales responsables de la propagación del cólera. Entre 1817 y 1923 se produjeron las primeras seis pandemias de esta enfermedad en distintos puntos del continente asiático.

vdr4ezcz6rb3tjlqrso2unqaxu

Ilustración obtenida de un compendio de materiales e información sobre la historia azteca y nahua recopilada por fray Bernardino de Sahagún. Muestra a nahuas infectados con la enfermedad de la viruela (Foto: Wikipedia)

La tercera peste (1855): 12 millones de muertes

La tercera pandemia de peste bubónica surgió en Yunnan, China, durante el quinto año del emperador Xianfeng de la dinastía Qing. Desde allí se esparció por todo el mundo, aunque en ningún lugar tuvo un impacto tan mortífero como en la India, donde causó cerca de 10 millones de muertos. Es la sexta pandemia más letal de la historia.

Fiebre amarilla (fines de 1800): 100.000-150.000 muertes

Los científicos consideran que se originó en África, con transmisión entre primates y humanos. El virus y el vector, que es el Aedes aegypti, una especie de mosquito, fueron llevados al continente americano por barcos de comercio de esclavos. Durante el siglo XIX se produjeron importantes brotes en América y en Europa.

6lirg54erjf6fbz37hwwfda42e

El doctor Simmonds inyectando su suero curativo en un paciente durante el brote de la peste bubónica en Karachi, India. Fotografía de 1897 (Foto: Wikipedia)

Gripe española (1918-1919): 40-50 millones de muertes

Fue la primera pandemia causada por el virus de la gripe, el H1N1, y se convirtió en la tercera más letal de la historia de la humanidad, debido a que mostró una tasa de mortalidad muy superior a la habitual. Se estima que infectó a 500 millones de personas en todo el mundo, alrededor del 27% de la población global.

Lo interesante es que España no sufrió particularmente más que otros países la epidemia. Pero la posguerra había llevado a muchos Gobiernos a censurar los reportes de muertos en Alemania, el Reino Unido, Francia y los Estados Unidos. Eso no ocurrió en España, que se había mantenido al margen del conflicto, y por eso se empezó a hablar de gripe española.

sfqmsjdb5bh7xd32h6hwxcadba

Los médicos llevaban máscaras para evitar la gripe en el hospital del ejército estadounidense, el 19 de noviembre de 1918, durante la pandemia de gripe española, de 1918-1919 (Foto: Shutterstock)

Gripe rusa (1889-1890): 1 millón de muertes

El virus de la gripe A subtipo H2N2 se encuentra en las aves y, según algunos investigadores médicos, surgió por primera vez en Rusia en 1889. Si bien otros especialistas sostienen que no hay evidencia suficiente de que haya sido ese tipo de virus, la pandemia causó cerca de un millón de muertes.

Gripe asiática (1957-1958): 1,1 millón de muertes

Si la rusa fue la primera pandemia de gripe A, la asiática fue la segunda. Algunos autores creen que se originó por una mutación en patos salvajes que se combinó con una cepa humana preexistente. El virus se identificó por primera vez en Guizhou, China, y se propagó a Singapur, de allí a Hong Kong, y luego a los Estados Unidos.

wbkzzxukw5ajlozilfh4i3d3ma

Diagnóstico sosteniendo una prueba de VIH positivo (Foto: Shutterstock)

Gripe de Hong Kong (1968-1970): 1 millón de muertes

Fue la tercera de esta serie de pandemias. El primer registro del brote en Hong Kong apareció el 13 de julio de 1968, y a fin de mes ya había llegado a Vietnam y Singapur. La región no había aprendido las lecciones de los brotes anteriores.

VIH/sida (1981-actualidad): 25-35 millones de muertes

El sida es causado por un virus de inmunodeficiencia humana que se originó en primates del África central y occidental a principios del siglo XX. Si bien varios subgrupos del virus adquirieron la capacidad de infectar a seres humanos, la pandemia tuvo sus orígenes en la aparición de una cepa específica, el subgrupo M del VIH-1, en Leopoldville, República Democrática del Congo, y se disparó a partir de 1981.

Actualmente hay 37,9 millones de personas que están infectadas con VIH en todo el mundo, y solo en 2018 murieron 770.000 personas por esta enfermedad. El África subsahariana es la región más afectada, y el 61% de las nuevas infecciones provienen de allí.

dhcbgi6j5nfbdnplh5u6ikmcom

Fakoya, Koinadugu, Sierra Leona, agosto de 2015. Joven sobreviviente del ébola asiste a una ceremonia comunitaria debido a la epidemia del ébola en Sierra Leona durante 2014-2015 (Foto: Shutterstock)

SARS (2002-2003): 770 muertes

El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) es una enfermedad provocada por un coronavirus distinto del causante del COVID-19, el SARS-CoV. Entre noviembre de 2002 y julio de 2003, un brote registrado en el sur de China terminó con 8.098 personas infectadas en 17 países, aunque la mayoría de los casos se registraron en China y Hong Kong.

El virus surgió en murciélagos de herradura que habitan en cuevas de la provincia de Yunnan, y de allí pasó a los humanos. De todos modos, no se han reportado nuevos casos de SARS desde 2004.

e57epnqejzh37ae5lhp6xeooqe

Personal médico vestido con trajes protectores distribuye comida en un estadio deportivo que se ha convertido en un hospital improvisado para tratar a los pacientes del nuevo coronavirus, en Wuhan, el 2 de marzo de 2020 (China Daily vía Reuters)

Gripe porcina (2009-2010): 200.000 muertes

Fue la segunda pandemia causada por el virus de la gripe H1N1, casi un siglo después de la gripe española. De todos modos, se trata de una nueva cepa de H1N1, que se originó cuando los virus de las gripes aviar, porcina y humana se combinaron con un virus de la gripe porcina euroasiática, razón por la que se la conoce como gripe porcina.

El brote apareció en cerdos de una región del centro de México, y a partir de allí se propagó. Se estima que entre el 11 y el 21% de la población mundial de entonces contrajo la enfermedad.

ai3nvfnlyjaptoo5rcoibc6b3y

El estadio deportivo convertido en un hospital improvisado en Wuhan (China Daily vía Reuters)

MERS (2012-actualidad): 850 muertes

El Síndrome Respiratorio de Medio Oriente también es causado por un coronavirus. El primer caso se encontró en un hombre de Arabia Saudita de 60 años que padecía una neumonía aguda. Murió de insuficiencia renal en junio de 2012, y luego se reportaron dos muertes más en la región de Al Ahsa. Desde ahí se trasladó a varios países, principalmente de Medio Oriente, aunque también de otras regiones, como Corea del Sur, que tuvo un brote en 2015.

Ébola (2014-2016): 11.300 muertes

Es una fiebre hemorrágica viral que afecta a los humanos y a otros primates. El de 2014 fue el brote más generalizado de la enfermedad en la historia. Los primeros casos se registraron en Guinea en diciembre de 2013, y de allí se propagó a Liberia y Sierra Leona, donde causó devastadores efectos humanos y materiales. La tasa de letalidad entre los pacientes hospitalizados llegó a ser de entre el 57 y el 59 por ciento.

Fotografía de espíritus: las aterradoras imágenes con fantasmas de finales del siglo XIX

Se cree que este estilo fotográfico apareció en la década de 1860, cuando aún Estados Unidos intentaba recuperarse de la sangrienta Guerra Civil donde más de 620 mil personas murieron.

Un espiritu abraza a un hombre que fue retratado. (Foto: History Channel)

En su momento causaron revuelo, también mucho terror entre quienes las observaban. La fotografía de espíritus tuvo como principal finalidad capturar imágenes de fantasmas y otras entidades espirituales. Este estilo de fotos estuvo de moda entre familias pudientes a finales del siglo XIX en Estados Unidos.

Mary Todd Lincoln junto al supuesto fantasma de su esposo, el ex presidente estadounidense Abraham Lincoln.

Se cree que apareció en la década de 1860, cuando aún Estados Unidos intentaba recuperarse de la sangrienta Guerra Civil donde más de 620 mil personas murieron. Las personas que guardaban un luto profundo por la pérdida de sus seres queridos se sentían atraídas al intentar tener algún tipo de conexión, así sea fugaz, con las almas de sus familiares. Y al parecer con la fotografía podían encontrarse con ese o esa que ya no estaba, informó History Channel en su cuenta de Instagram.

Una mujer junto al espíritu de una niña.

El precursor de este estilo fue el William Mumler, a quien se le catalogó como fotógrafo de espíritus. Según algunos historiadores, su primera fotografía en la que apareció un fantasma fue de forma accidental: se hizo un autorretrato y cuando los reveló el espíritu de su primo muerto estaba allí en la imagen.

A partir de ese momento dejó su trabajo como grabador para dedicarse de lleno sacar retratos a personas y sus espíritus. Sus dos fotografías más famosas son la de Mary Todd Lincoln con el fantasma de su esposo, el ex presidente Abraham Lincoln, y la del Maestro Herrod, un reconocido médium, quien aparecía en la imagen con sus supuestas tres guías espirituales.

El negocio de Mumler y de otros fotógrafos que siguieron su camino atrajo a muchas personas, incluido a los escépticos. También fueron señalados de impostores, ya que se sabía que manipular imágenes era una parte conocida del arte fotográfico. Las exposiciones dobles y negativos superpuestos podían crear los efectos de la fotografía espiritual.

Algunos de los críticos afirmaban que Mumler se aprovechada del dolor de las personas que habían perdido a su ser querido para hacerles creer que su fantasma o espíritu estaba presente con ellos al momento de ser retratados. Incluso se lo acusó de entrar a la casa de las personas y robar las fotos de los familiares fallecidos para luego hacer el supuesto montaje.

Desentierran cadáveres en Indonesia para darles vida

En Indonesia, en la región de Célebes habitan los torajas, una comunidad indígena que como muchas otras culturas del mundo, tiene un ritual funerario de lo más particular: los rituales funerarios son una cuestión íntima y personal, una de las ventanas más especiales en las que uno puede conocer una cultura en particular, a su gente y a las extrañas fusiones entre los rituales ancestrales y las religiones.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-9-high

Esto no es excepción en ninguna parte del mundo. En México tradicionalmente cada noviembre veneramos a los muertos y las familias acuden a las tumbas de sus muertos; hasta hace un par de décadas en África los fores consumían el cuerpo del fallecido junto con sus prendas, o, por ejemplo, en Manila toda una comunidad se ha juntado en sus cementerios por lo que viven entre las tumbas.

Cada tres años en la isla Sulawesi, desde hace cientos de años, se repite esta tradición.

Según el Daily Mail, la gente de Toraja cree que los funerales son una de las cosas más importantes, y creen que la muerte no es el fin, sino un escalón en el viaje espiritual.

20-theladbiblegroup-com-cd83096157d22525c875b21f6c585aa1-730x411

Una vez que los cuerpos están limpios y les ponen ropas nuevas, la familia posa para las fotografías del álbum familiar. Tienen la oportunidad de limpiar y reparar los ataúdes para ralentizar la descomposición lo más que sea posible.

El ritual es una oportunidad para las familias de recordar a sus seres queridos y mostrarle su respeto.

20-theladbiblegroup-com-90dcd07757d22525c87571787279241e-2

Uno de los eventos más importantes de la vida de la gente de ese grupo étnico de las montañas de Tana Toraja, es el funeral. Durante toda su vida ahorran dinero para tener un entierro respetable para ellos mismos y sus familiares.

A veces los funerales se retrasan semanas o años para juntar para un funeral extravagante. El funeral no será la última vez que vean a sus parientes. Cuando un anciano muere, su cuerpo es envuelto en varias capas de ropa para prevenir su deterioro.

Luego son desenterrados cada tres años para cambiarles la ropa y ser admirados por todos sus familiares, incluso los que no conocían. La gente de ese grupo cree que el espíritu de los muertos debería regresar a su aldea de origen.

20-theladbiblegroup-com-a30c9c

También suelen mantener los cuerpos de sus fallecidos en sus hogares, puede ser desde meses hasta años. En ese tiempo los cuerpos son tratados con formaldehído y agua para que no se descompongan tan rápido. Entonces los familiares tratan a sus muertos como si no lo estuvieran. Se refieren a ellos como si estuviesen enfermos o dormidos; platican, les dan de comer —o comen alrededor de éstos—, incluso encienden cigarros y se los dan a fumar.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-3-high

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-7-high

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-2-high

El tiempo que cada familiar pasa en casa está relacionado con el tiempo que le toma a la familia juntar suficiente dinero para organizar un gran funeral. De la misma forma, los cuerpos son atendidos con regularidad, aunque ya estén enterrados, pues se les cambia la ropa, lentes y hasta se retiran insectos.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-2-high

El funeral también se encuentra acompañado de un sacrificio de búfalos y cerdos, puesto que se cree que de esta forma el espíritu de los fallecidos vivirá pacíficamente, pastoreando a los animales sacrificados. El número de búfalos por lo general se determina dependiendo del estatus y la relevancia del fallecido, por lo que un número mayor de cabezas significa que el difunto gozaba de una mayor relevancia en la comunidad. Del mismo modo, la carne de estos animales posteriormente es repartida entre los asistentes, también de acuerdo a sus posiciones en la comunidad.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-9-high

Durante algo más de un siglo, los habitantes de esta isla indonesia han exhumado a sus antepasados como una muestra de respeto hacia ellos.

Para mantenerlo en el mejor estado de forma posible, los habitantes de la zona envuelven a sus muertos en varias capas de tela antes de enterrarlo. De la misma forma, una vez exhuman su cuerpo para el Ma’ nene, que es como se conoce al festival en Indonesia, reparan su ataúd y se deshacen de los órganos en descomposición.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-6-high

El funeral es un paso esencial en la transición entre la vida terrenal y la espiritual de los muertos. Los Toraja creen que el alma de una persona debe regresar a su lugar de nacimiento, motivo por el cual la gran mayoría decide no abandonarlo nunca para no morir lejos de su pueblo natal.

i-dailymail-co_-uk-3811f88a00000578-3780998-image-a-28_1473390723903

En el caso de que una persona fallezca lejos de su hogar, a menudo sus parientes acuden en su busca para traerlo de vuelta y junto a ellos para que su espíritu pueda volver a él.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-5-high

Familias conviven con sus muertos por años o cada tercero

i-dailymail-co_-uk-3811f8c500000578-3780998-image-a-30_1473390732158

Los locales maniobran cuidadosamente un cadáver antes de arreglarlos con delicadeza y vestirlos con ropa nueva

indonesia3

Los cadáveres son llevados desde donde murieron de regreso a la aldea, siempre siguiendo una trayectoria de líneas rectas. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

indonesia

Un cementerio de piedra para las momias en la aldea de Toraja, Indonesia. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

i-dailymail-co_-uk-3811f85e00000578-3780998-image-a-35_1473391129257-466x700

Este rito consiste en desenterrar a sus difuntos para limpiarlos, acicalarlos e incluso cambiarles la ropa si fuese necesario.

indonesia5

El esqueleto de un bebé muerto tiene un vestido de flores encima. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-4-high

El nombre del ritual podríamos traducirlo como ‘ceremonia de limpieza de cadáveres’, el cual lleva celebrándose desde hace más de 100 años.

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-1-high

Niña mira atenta los cuerpos de sus familiares

indonesia1

Un niño pone un pariente muerto de nuevo en un ataúd. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-guardian-8-high

El ritual atrae turistas de todo el mundo

indonesia7

Un hombre cepilla el cabello de un cadáver femenino. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

indonesia8

Los cuerpos, que parecen sacados de una película de terror, se sacan cada año para ser lavados y vestidos con ropa nueva. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

indonesia6

Dos cuerpos momificados de pie rígidamente junto a la otra, como si de nuevo a la vida. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

indonesia2

Un pareja es colocada donde se conocieron y son vestido con ropa nueva de marca. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

indonesia4

Un niño sostiene una muñeca de color rosado y se queda mirando con preocupación al lente de la cámara. (Foto: Sijori Images/Barcroft)

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-7-high

Un ritual de más de un siglo que vivirá por siempre en esa comunidad de Indonesia

fotos-del-pueblo-que-desentierra-cadaveres-10-high

El sacrificio de centenares de búfalos es totalmente normal en ofrenda a sus muertos

Village of the dead

Un señor pensativo con sus dos hijas

Village of the dead

Exhumación de cadáveres para el ritual

Village of the dead

Dos jovencitas aguardan con el cadáver de su abuela

Village of the dead

Por toda la aldea se pueden observar cuerpos regresados a la vida

Village of the dead

Familia sonríe para la foto con el cadáver de su familiar

Village of the dead

Hijo vistiendo a su padre con ropa nueva

El caso de Mamak Lisa por la BBC

A muchos no nos gusta pensar o hablar de la muerte. Pero hay pueblos que sí lo hacen.

Para los toraja, una comunidad indígena en la isla de Célebes, en el este de Indonesia, los muertos son una parte constante de la vida diaria.

En la simple sala de la casa, cubierta con paneles de madera, sin muebles y con unas pocas fotografías en la pared, se escucha un parloteo y huele a café.

Es una reunión familiar íntima.

«¿Cómo está tu padre?», pregunta uno de los invitados al huésped. El ánimo cambia repentinamente.

Todas las miradas en el pequeño cuarto se dirigen hacia la esquina, donde un anciano está recostado en una cama colorida.

95703192_sahar11

Los hijos cuidan, acicalan y limpian los restos de sus seres queridos, a quienes hablan.

«Sigue enfermo», responde con calma su hija, Mamak Lisa.

Sonriendo, Mamak Lisa se levanta, camina hacia el anciano y lo sacude suavemente.

«Padre, tenemos visitas que vienen a verte. Espero que esto no te incomode o te enoje», le dice ella.

Luego me invita a conocer a Paulo Cirinda.

Miro hacia la cama. Cirinda está acostado completamente inmóvil, ni siquiera parpadea, aunque difícilmente puedo verle los ojos a través de sus lentes cubiertos de polvo.

Su piel se ve áspera y gris, salpicada de innumerables orificios como comida por insectos. El resto de su cuerpo está cubierto con varias capas de ropa.

Lo observo mientras sus nietos corren juguetones en el cuarto y eso me devuelve a la realidad.

«¿Por qué el abuelo siempre está dormido?«, pregunta uno de ellos. «¡Abuelo, despierta y vamos a comer!», grita otro.

«Shhh… dejen de molestar al abuelo, está durmiendo», los regaña Mamak Lisa. «Lo van a hacer enojar».

Bueno, esto es lo sorprendente: este hombre, Cirinda, murió hace más de 12 años, pero su familia piensa que está vivo.

Para los extranjeros, la idea de mantener el cuerpo de un muerto expuesto en una casa parece algo totalmente extraño.

Sin embargo, para más de un millón de personas de esta parte del mundo ésta es una tradición de siglos.

Como si estuvieran vivos

Las creencias animistas de los toraja nublan la línea entre este mundo y el próximo, convirtiendo a los muertos en seres presentes en el mundo de los vivos.

Después de que alguien muere, puede tomar meses, e incluso años, llevar a cabo el funeral.

Mientras tanto, las familias mantienen a los cuerpos en casa y cuidan los restos de sus seres queridos como si éstos estuvieran enfermos.

Les llevan comida, bebidas y cigarros dos veces al día. Los lavan y les cambian la ropa regularmente.

Los muertos incluso tienen un tazón en la esquina de su cuarto para «usar el inodoro». Los muertos nunca se dejan solos y las luces siempre están encendidas cuando oscurece.

Las familias temen que si no cuidan los cuerpos adecuadamente, los espíritus de los difuntos les crearán problemas.

En el pasado se acostumbraba frotar hojas y hierbas en el cuerpo para preservarlo. Pero ahora se inyecta una solución química conservante, el formaldehído o formol.

Esto deja un poderoso hedor en la habitación.

Facilitar el duelo

Mientras acaricia cariñosamente las mejillas de su padre, Mamak Lisa dice que aún siente una fuerte conexión emocional con él.

«Aunque todos somos cristianos», explica, «los familiares a menudo lo visitan o llaman por teléfono para ver como ésta, porque creen que nos puede escuchar y que todavía está con nosotros».

A diferencia de lo que vemos usualmente, aquí no existe temor a los muertos.

Mi propio padre murió hace unos años y fue enterrado casi inmediatamente, antes de que yo tuviera tiempo de comprender lo que había ocurrido. Todavía no logro procesar totalmente mi duelo.

95703994_6162d0da-3be3-4384-afbd-a3de7e646d24-1

Los niños están acostumbrados a jugar junto a los restos de sus ancestros.

Para mi sorpresa, Mamak Lisa me dice que tener a su padre en su casa le ha ayudado en su luto.

Le ha dado tiempo para ajustarse lentamente a la nueva identidad de su padre, la de un hombre muerto.

Partidas gloriosas

Los toraja trabajan duro para acumular riquezas. Pero en lugar de aspirar a una vida de lujos, ahorran para una partida gloriosa.

Sirinda permanecerá aquí hasta que su familia esté lista para despedirlo, tanto emocional como financieramente.

Su cuerpo partirá algún día del hogar familiar con un funeral inimaginablemente espléndido, después de una gran procesión por todo el pueblo.

95703996_b68bc1d4-42eb-48ef-87f1-86bccbb942a7

Parte del ritual es esculpir estatuas en madera representando a los muertos. Estas esculturas llevan ropa, joyería e incluso cabello de los fallecidos y son centinelas silenciosos que miran hacia este mundo desde otro plano.

Según las creencias de los toraja, es en los funerales cuando el alma finalmente deja esta Tierra y comienza su largo y duro viaje hacia el Pooya, la etapa final de la vida después de la muertedonde el alma reencarna.

Se cree que los búfalos son los que transportan el alma hacia la ultratumba y es por ello que las familias sacrifican a muchos de estos animales para ayudar a que el viaje sea más fácil para los muertos.

La creencia asegura que todos eventualmente llegarán al Pooya. Aquellos por quienes se han sacrificado muchos búfalos llegarán más pronto y más fácil. Otros llegarán más tarde y de forma más difícil.

Los toraja pasan gran parte de su vida ahorrando para estos rituales.

Cuando las familias logran ahorrar suficiente dinero, invitan a todos sus amigos y familiares de todo el mundo.

Entre más rico era el muerto cuando estaba vivo, más grandes y más elaboradas son las ceremonias.

«Diferente al funeral de mi padre»

El funeral al que asistí era de un hombre llamado Dengen, quien murió hace un año y medio.

Dengen era rico y poderoso. Su funeral duró cuatro días durante los cuales 24 búfalos y cientos de cerdos fueron sacrificados en su honor.

Posteriormente se distribuyó carne entre los invitados para que celebraran la vida y la próxima reencarnación de Dengen.

95703193_sahar12

Mamak Lisa mostró el cuerpo de su padre Paulo Cirinda, quien falleció hace 12 años y aún no ha sido enterrado. El atuendo era el favorito de Cirinda en vida.

Su hijo me dijo que el funeral había costado más de US$50.000, más de 10 veces el salario promedio anual en esta región.

No puedo dejar de comparar este espléndido, ruidoso y colorido funeral, lleno de bailes, música alegre, risa y, por supuesto sangre, con el de mi padre.

Para él llevamos a cabo una pequeña ceremonia con los familiares más cercanos en un lugar pequeño, oscuro y tranquilo.

Quedé con un recuerdo muy triste y sombrío de ese día. Es un contraste extraordinario con lo que la familia de Dengen recordará sobre su funeral.

Cuevas

Después del funeral, es el momento de enterrar al muerto.

95703995_6e152558-2b3d-49e8-bfc2-f62f313df0d6

Luego de años los cuerpos son enterrados en cuevas o tumbas, donde también hay cráneos. Pero el entierro tampoco es un adiós. Cada dos años los cuerpos se retiran para ser limpiados.

Los toraja rara vez son enterrados bajo tierra. Ellos colocan a sus muertos en tumbas familiares o dentro de cuevas, ya que hay muchas de ellas en esta región montañosa.

Estas cuevas son otro lugar donde la vida después de la muerte al parecer se conecta con esta existencia.

Contienen innumerables féretros y cuerpos, e incluso cráneos y huesos. Los amigos y familiares cubren «necesidades básicas» de sus muertos y les traen a menudo dinero y cigarros.

En una tradición que surgió antes de la fotografía, las imágenes de los hombres y mujeres nobles muertos son cuidadosamente talladas en madera.

Conocidas como tau tau, estas esculturas llevan ropa, joyería e incluso cabello del muerto y son centinelas silenciosos que miran hacia este mundo desde otro plano.

Crear estas esculturas cuesta en promedio unos US$1.000.

Fotos con los muertos

Pero el entierro no significa un adiós. La relación física entre los muertos y los vivos continúa mucho después a través de un ritual llamado ma’nene, o «limpieza de los cuerpos».

Cada dos años las familias sacan los féretros de sus muertos de las tumbas, las abren y realizan una gran reunión.

En las ceremonias del ma’nene, amigos y familiares ofrecen alimentos y cigarros a los muertos y limpian y acicalan cuidadosamente sus cuerpos.

Luego posan con ellos para retratos familiares.

El profesor de sociología Andy Tandi Lolo, que es toraja, describe este ritual como una forma de mantener «la interacción social entre los vivos y los muertos».

Un ritual para María

Después de las oraciones del domingo, acompaño a la gente del pueblo toraja en un trayecto desde la iglesia hacia un pequeño edificio con azulejos naranja y sin ventanas.

95703997_55d2f6c9-c3d5-47fc-b5d2-26165d158a74

Uno de los llamados «‘árboles de los bebés». En esos huecos tallados en los árboles se colocan los restos de los seres queridos cuando se trata de bebés y niños pequeños.

Es una tumba familiar. Los cantos mezclados con el sonido de mujeres llorando crean una atmósfera surrealista.

Todos están aquí para la ceremonia de ma’nene de María Solo, quien murió hace tres años. Dicen que ella tiene ahora 93 y fue colocada en esta tumba familiar hace un año. Ahora es momento de que salga.

Los hombres retiran un féretro rojo y cilíndrico, decorado con dibujos geométricos en tonos de oro y plata.

Familiares cercanos de María colocan sobre el ataúd ofrendas, incluyendo hojas de coca, cigarrillos, nueces y orejas de búfalo.

Pero es necesario llevar a cabo otro ritual antes de abrir el féretro: el sacrificio de un búfalo.

Los familiares finalmente abren el féretro y una vez más el intenso olor mustio del formol invade el ambiente.

El cuerpo de una mujer pequeña y anciana yace dentro del ataúd. Su pelo blanco atado con esmero deja al descubierto su rostro enjuto.

Sus ojos y su boca están semiabiertos y el tono gris de su piel hace que se vea más como una estatua de piedra que como una mujer muerta.

¿Qué sienten sus hijos al ver así a su madre? Su hijo mayor, un empresario con una gorra de béisbol que vive en la capital del país, Yakarta, parece muy calmo.

No le molesta para nada ver a su madre de esta forma, me dice. Por el contrario, le recuerda cuán paciente era María y cuanto la ama.

Al igual la familia de Sirinda, los parientes de María Solo aún se refieren a ella en tiempo presente, como no estuviera muerta.

«Hace más ligero el duelo»

Una vez que el cuerpo es expuesto, cualquier señal de duelo o tensión desaparece. Yo misma dejo de sentirme nerviosa.

Otro familiar muy cercano de María Solo es su nuera, Estersobon, quien asegura que el ritual de ma’nene hace más ligero el peso de su duelo y le ayuda a rememorar la vida de sus seres amados.

Le digo a Estersobon que quiero recordar a mi padre como era cuando estaba vivo. Y que si lo viera muerto eso cambiaría las imágenes que guardo de él en mi mente.

95703194_sahar13-1

Algunos rituales incluyen cambiar la ropa de los muertos y llevarlos en una procesión por la aldea.

Estersobon insiste, sin embargo, en que éste ritual no afecta la forma en que recuerda a sus seres queridos.

Una vez que todos los familiares pasan tiempo con Maria y se toman fotos con ella, es hora de envolver su cuerpo en una tela blanca, una forma simbólica de cambiar su atuendo.

En algunas aldeas aún sí cambian completamente la ropa de los muertos e incluso llevan su cuerpo de paseo por el pueblo.

Pero estas prácticas están desapareciendo lentamente. Más del 80% de los toraja han abandonado la vieja religión animista conocida como Aluk to dolo y se han convertido al cristianismo. Y como consecuencia de ellos, los rituales también van cambiando poco a poco.

Sin embargo, el cristianismo y las tradiciones de Aluk to dolo han coexistido durante mucho tiempo en esta región.

Cristianismo

Andy Tandi Lolo señala que cuando, hace menos de un siglo, llegaron misioneros de Holanda, éstos intentaron prohibir las religiones animistas.

Pero en la década del 50 los misioneros se dieron cuenta de que los toraja sólo aceptarían el cristianismo si se les permitía continuar con sus rituales.

Para el resto del mundo las prácticas de los toraja pueden parecer extrañas.

Pero tal vez los principios detrás de esos rituales no sean tan diferentes de aquellos que se ven en otras culturas.

Recordar a los muertos es algo que muchos tratamos de hacer de la mejor manera que podemos.

Los toraja simplemente recuerdan a sus seres queridos de una forma diferente.

Las tres advertencias que hizo Stephen Hawking antes de morir

El científico no tuvo reparos en alertar a la población cuando sentía que algunos avances de la tecnología podían poner en problemas a la humanidad.

Como una de las voces más respetadas del universo científico, cada vez que Stephen Hawking hacía una advertencia sobre el futuro de la Tierra, su voz resonaba en el mundo. En ocasiones, las repercusiones han sido más mediáticas que en el plano de los hechos, pero sí logró despertar la conciencia de la gente en algunos aspectos.

Calentamiento global

«Estamos cerca del punto en el que el calentamiento global se vuelva irreversible», advirtió el físico británico en julio pasado.

En una entrevista para la BBC, fustigó la decisión de Donald Trump de retirar a los Estados Unidos del Acuerdo de París, indicando que la decisión «podría empujar a la Tierra al abismo, para convertirse en algo como Venus, con temperaturas de más de 250 grados y lluvias de ácido sulfúrico».

Estamos cerca del punto en el que el calentamiento global se vuelva irreversible

El investigador de 76 años definió el cambio climático como «la amenaza más grande» que enfrenta la humanidad, por lo que urgió a tomar medidas inmediatas. «Al negar las evidencias y salir del Acuerdo de París, Trump causará inevitablemente daños ambientales a nuestro bello planeta, poniendo en riesgo el mundo natural, para nosotros y nuestros hijos», lamentó.

El riesgo de la inteligencia artificial

«Pueden ser lo mejor o lo peor que le suceda a la raza humana». Así se manifestó Hawking sobre el reciente desarrollo de los sistemas de inteligencia artificial, uno de los temas que más causa polémica en la investigación tecnológica.

El científico apareció de manera sorpresiva a través de un video en la Web Summit, celebrada en noviembre pasado en Lisboa.

Puede ser lo mejor o lo peor que le suceda a la raza humana

«Las computadoras pueden, en teoría, emular la inteligencia humana e incluso excederla», advirtió el cosmólogo, subrayando que nuestra capacidad intelectual es limitada. «La creación exitosa de una IA efectiva podría ser el evento más grande en la historia de nuestra civilización. O el peor. Simplemente no lo sabemos. Por lo tanto, no podemos saber si seremos infinitamente asistidos por la IA o si seremos ignorados y marginados, o posiblemente destruidos por ella».

Hawking pidió una fuerte preparación para enfrentar los riesgos potenciales y evitarlos. La IA «podría ser el peor evento en la historia de nuestra civilización. Trae peligros, como armas autónomas poderosas, o nuevas formas para que unos pocos opriman a muchos. Podría traer graves distorsiones a nuestra economía», agregó.

Aun así, señaló que hay optimismo en poder usar los avances para mejorar el bienestar. «Creo que puede funcionar en armonía con nosotros. Simplemente necesitamos ser conscientes de los peligros, identificarlos, tener la mejor actuación posible y prepararnos para sus consecuencias con bastante antelación», apuntó.

La vida extraterrestre

El científico estaba en contra de intentar contactar a civilizaciones alienígenas y había explicado este punto con un ejemplo muy claro. «Si los extraterrestres nos visitan, el resultado podría ser como cuando Colón llegó a América, lo cual no resultó bien para los nativos americanos», señaló.

El resultado podría ser como cuando Colón llegó a América, lo cual no resultó bien para los nativos americanos

Pese a ser uno de los temas que más lo apasionaban, la existencia de vida inteligente fuera de la Tierra podría poner en riesgo a la humanidad, según su perspectiva.

Si se llega a contactar con una civilización mucho más avanzada, podría ver a los habitantes de la Tierra como una raza inferior, lista para ser conquistada. «De ser así, serán mucho más poderosos y no nos verán como algo más valioso que una bacteria», advirtió.