El Hombre del Sombrero: ¿Por qué gentes de varias partes del mundo ven la misma pesadilla mortal?

Según especialistas, la imagen se presenta en diversas culturas y llega a crear sensaciones de miedo y ansiedad muy vívidas y reales, al punto de que tales pesadillas pueden provocar incluso la muerte.

Más allá de historias sobre criaturas alienígenas, gentes de muy diversas partes del mundo a menudo reportan encuentros oníricos con un misterioso ‘Hombre del Sombrero’ –o figura vestida de abrigo y sombrero– que aparece en sueños y provoca la pregunta de si esa visión es simple alucinación o en realidad está conectada de alguna manera con una entidad paranormal, reporta Quartz.

Un usuario de Internet, Tim Brown, llegó a crear un sitio web, The Hat Man Project, donde comparte su propia historia de encuentro con esa figura espeluznante y compila comentarios de otros internautas que cuentan sus propias experiencias con tal personaje.

Algunos investigadores suponen que la figura del Hombre del Sombrero forma parte de un fenómeno de ‘gente sombra’. Las figuras sombra son supuestas entidades paranormales e imaginariasque aparecen en diferentes leyendas, sistemas de creencias de varias poblaciones en muchas partes del mundo.

Según los especialistas, la llamada parálisis del sueño podría estar detrás de estas visiones. Esa parálisis es una incapacidad de realizar cualquier tipo de movimiento voluntario durante el periodo de transición entre el estado de sueño y el de vigilia, lo que a menudo va acompañado de una sensación de angustia.

Muchas personas que experimentan parálisis del sueño tienen a menudo alucinaciones hipnagógicas, imágenes muy vívidas que suelen producirles terror al quedarse dormidas. Según Alon Avidan, profesor de neurología en la Universidad de California, en Los Ángeles, las siluetas de insectos, de arañas y figuras con forma humana son muy frecuentes en estos casos. Estas visiones a menudo van acompañadas por miedo y ansiedad.

«Lo que están viendo es muy real para ellos, y reaccionan a esa imagen de una manera que parece muy similar entre individuos, culturas y geografías», subrayó Avidan. De acuerdo con el especialista, el estrés, la cafeína y la privación del sueño pueden causar ese tipo de alucinaciones.

Asimismo, según algunas especulaciones y creencias de varias culturas, estas alucinaciones y pesadillas pueden incluso causar la muerte durante el sueño.

La antropóloga médica Shelley Adler estudió misteriosos casos ocurridos entre 1977 y los primeros años de 1980, cuando refugiados sanos de la etnia hmong murieron durante el sueño en Estados Unidos. En la década siguiente, más de 100 muertes similares fueron registradas. Los especialistas médicos nombraron ese fenómeno como «síndrome de muerte súbita nocturna inesperada» (SUNDS, por sus siglas en inglés).

Pero en Filipinas, Tailandia y Laos, las muertes de ese tipo tienen otra denominación: se les llama «síndrome de muerte por pesadilla», término que sugiere que algunas personas pueden ser asesinadas por sus propios sueños.

Al entrevistar a integrantes de la etnia hmong, Adler descubrió que estas creían en un espíritu maligno, conocido como dab tsog, que visita a la gente dormida, se sienta en su pecho y busca estrangularla. El caso es que los hmong no son los únicos en tener creencias de ese tipo, pues leyendas similares existen en varias culturas.

Pese a que de momento no hay una explicación científica del porqué  personas de distintas partes del mundo comparten esa misma visión, Christopher French, profesor de psicología de la Universidad de Londres, en Goldsmiths, cree que la gente tiende a explicar e interpretar lo que ve en sueños mediante analogías en sus culturas y experiencias anteriores, e incluso en imágenes de cultura popular previamente memorizadas. Según French, la imagen del Hombre del Sombrero tiene muchas similitudes con el personaje de la película de terror ‘Pesadilla en Elm Street’, Freddy Krueger.

«Es esa noción de que puedes ser atacado cuando estás dormido, el momento cuando eres más vulnerable. Y, por supuesto, Krueger lleva un sombrero», resaltó el profesor.

Capítulo II

Pasaron largos minutos bajo el inclemente sol del árido desierto para Rebeca y el chófer del microbús; y a Catalina no se le veía por ninguna parte y tampoco aparecía. Por lo que la pareja se decidió a probar el peso del soldado por si existía la posibilidad de entre ambos cargar el cádaver hasta el bus:
—Vamos a ver si nos lo podemos, ya que su amiga está tardando demasiado en regresar y los demás chicos se pueden preocupar o alterar mucho —sugirió el chófer.
—Está bien. No es un largo trecho y lo único difícil será bajar la cuesta que es un poco empinada —respondió Rebeca.
—¡Así se habla señorita! Veamos, usted de las piernas y yo de los hombros, que es la parte más pesada.
—Bien, deje tomarle fuerte ambas piernas. ¿Contamos hasta tres y levantamos al mismo tiempo? —preguntó Rebeca.
—Me parece buena idea. Entonces ¡a la una!… —comenzó el conteo el anciano.
—¡A las dos!… —continuó Rebeca.
—¡Y a las… tres! ¡Aaaaah, me mordió, me mordió la mano! —gritó el viejo con desesperación y verdadero pavor. Al tiempo que retrocedía soltando al soldado y se miraba la mano que sangraba profusamente.
—¡Oiga, vuelva, no se vaya! ¡Tal vez lo mordió una víbora. Hay que buscarla y ver si no es venenosa o algo así! ¡Vamos al bus a buscar el botiquín para curarle esa herida! <> —pensaba con desesperación, Rebeca.
El chófer había llegado hasta la cima de la cuesta y comenzó a hacer señas y a gritarle a los pasajeros del bus para que lo ayudasen —algunos chicos se dieron cuenta y dieron la alarma de que algo malo estaba pasando allá afuera—.
En el mismo instante que algunos chicos se disponían a descender del bus, el hombre comenzaba también a bajar, pero era tal su desesperación que resbaló y comenzó a caer rodando cuesta abajo, golpeándose contra las rocas en su caída. Todo esto siendo presenciado por los chicos que bajaron del bus y también por los que se quedaron dentro.
Al ver el accidente, comenzaron a correr desesperados y más rápido a la falda de la cuesta para auxiliar al viejito herido, y se percataron que en la cima aparecía la silueta de Rebeca, la que también comenzaba su descenso para ayudar al desafortunado chófer. Esto, sus compañeros lo malentendieron y creyendo que fue ella la causante del accidente, corrían ahora con un doble propósito; ayudar al anciano y atrapar a Rebeca. Ya que al unísono se podía escuchar a los jóvenes gritar:
—¡¡Que no escape! ¡Hay que atraparla! ¡Mató a don Jorge!!
Rebeca, se encontraba lejos como para oír y darse cuenta de las reales intenciones de sus compañeros, así que seguía bajando confiada, pero a su vez, presurosa, para intentar ayudar.
Cuando esta, estaba a pocos metros de don Jorge, miró a sus amigos y notó que algunos le hacían señas de que mirase hacia arriba. Rebeca lo hizo y no podía dar crédito a lo que veían sus ojos almendrados; ¡era aquel soldado muerto! Y venía bajando la cuesta a toda velocidad detrás de ella.
Rebeca no lo pensó dos veces y emprendió una fugaz huída pasando incluso por entremedio de sus compañeros, gritando despavorida:
—¡¡¡Corran, corran! ¡Salven sus vidas!!! Ahí viene ¡¡¡Aaaaaaah!!!
El grupo se quedó por unos segundos inmóvil, hasta que uno alzó la voz y opinó que era mejor hacerle caso a Rebeca y comenzaron a correr hacia el bus, excepto Elías, uno de los chicos del grupo de los influencer que con teléfono en mano comenzó a grabar al soldado, quedándose un poco retrasado de la verdadera estampida que corría hacia el bus.
Cuando el soldado se acercaba más, Elías recién comenzó a correr sin dejar de grabar y mirar hacia atrás. Con tan mala suerte que tropezó con una piedra a pocos metros de llegar al bus, y cayó en forma pesada al suelo. Lo último que pudo grabar fueron los polvorientos bototos militares que estaban ya a su lado, mientras el soldado le mordía con avidez y voracidad el cuello, arrancándole un gran trozo de su piel haciendo que el grito de Elías fuese desgarrador.
Mientras tanto, otro chico llamado David, observaba incrédulo y presa del pánico lo que estaba pasando. No sabía si ayudar a Elías o seguir corriendo al bus, y su instinto de supervivencia, le hizo decidir por lo segundo, así que corrió gritando como loco, llamando con esto, la atención del soldado. Sus amigos le animaban a llegar porque el soldado había dejado a Elías y ahora iba tras él.
—¡¡¡Vamos, corre más rápido, que se está acercando!!! —le gritaban los del bus.
—¡Ya voy, espérenme, no me cierren la puerta, por favor! —suplicaba el joven, mientras corría. Ya a pasos de la puerta sintió que el soldado le tocaba la espalda casi alcanzándolo, así que dio un salto tremendo del susto, que hizo desestabilizar al soldado, el que rodó por la arena caliente, lo que el chico aprovechó para entrar de otro salto al bus, y los demás chicos comenzaron a cerrar la puerta en forma desesperada. Con tan mala suerte para él, que una de sus manos se quedó atorada con la puerta, quedando esta afuera. Los gritos del joven se mezclaban con los de los demás muchachos que no sabían si abrir o no la puerta, mientras el soldado se había puesto en pie y caminaba hacia la puerta y por ende, hacia la mano del chico.
—¡¡Abran la puerta, no sean malditos, esa cosa me va a comer la mano. Abran, por favor!! —gritaba colérico, David.
—¡¡No la abriremos!, ya tu mano está perdida por la puerta. Si la abrimos, ese soldado va a entrar y nos matará a todos!! —le respondían sus compañeros.
El soldado se relamía de gusto al ver «servida la mesa» con esa mano a su disposición, así que se acercó lentamente y cuando ya estaba a punto de propinar un primer mordisco; cayó desmayado al piso, con la cabeza ensangrentada y a su lado, una gran roca teñida por su sangre.

Mort-dida © – Capítulo 2
Autora Ann E. Rol
Derechos Reservados ®
Lorena Escritora – facebook
@lorenaescritora – instagram
Lorenae5critora – wattpad.

https://www.facebook.com/profile.php?id=100004270276119

Maldición de Tutankamón 2021: Anuncian que por primera vez se trasladará el sarcófago del faraón egipcio

“Malditos sean los que perturben al resto de un faraón. Los que rompan el sello de esta tumba encontrarán la muerte por una enfermedad que ningún médico puede diagnosticar.” Da miedo, ¿verdad? Bueno, esa es una de las muchas advertencias, o maldiciones, que se encuentran en muchas tumbas del Antiguo Egipto para alejar a los ladrones. Las historias sobre las maldiciones de los faraones son innumerables. El sarcófago encontrado en 2018 en Alejandría, que se pensó que podría ser el lugar de descanso final de Alejandro Magno o Alejandro el Grande, provocó un sinfín de teorías e historias sobre las maldiciones, y ya que se difundió que el misterioso sarcófago estaba maldito y podría traer 2000 años de oscuridad.

Después de abrir el sepulcro gigante, los arqueólogos descubrieron lo que contenía tres esqueletos humanos hundidos en una extraña agua de color marrón, con un olor tan nauseabundo que era imposible trabajar sin usar mascarillas. A lo que se refiere la maldición, lo cierto es que los arqueólogos descartaron esta posibilidad, pero tal vez se cumplió, ya que poco después se propagó un misterioso virus por el mundo. Y mientras aún estamos sintiendo los posibles efectos de la maldición de Alejandría, ahora podríamos encontrarnos ante una amenaza mucho peor, la madre de todas las maldiciones, la del faraón Tutankamón.

La maldición de Tutankamón

El Gran Museo Egipcio ha anunciado que trasladará el sarcófago ‘maldito’ de Tutankamón por primera vez. Este féretro se exhibirá en el Museo Egipcio de El Cairo, cuya construcción ha finalizado. El rey Tutankamón fue el faraón más popular del antiguo Egipto y el mundo quedó atónito cuando se descubrió su tumba. Lo más sorprendente fue que 6 arqueólogos murieron a los pocos meses de abrir la tumba del rey Tutankamón.

maldicion de tutankamon 2021 - Maldición de Tutankamón 2021: Anuncian que por primera vez se trasladará el sarcófago del faraón egipcio

Entre aquellos que perecieron se encontraba George Herbert de Carnarvon, quien financió la excavación. También conocido como Lord Cornarvan sufrió la picadura un mosquito mientras se afeitaba, lo que provocó su muerte dos días después por fiebre alta. El radiólogo Sir Archibald Douglas Reid, quien supuestamente realizó radiografías en el cuerpo del Rey Tut, murió repentinamente sin ningún motivo. 

Un investigador murió por envenenamiento por arsénico. Uno de ellos fue el príncipe Ali Kamel Fahmy, a quien su mujer disparó ese mismo año. En 1924, uno de los visitantes del gobernador general de Sudán, Sir Lee Stack, fue asesinado por sus oponentes. Incluso todas las personas que invirtieron dinero en la excavación del sarcófago continuaron muriendo una tras otra. En una década de excavación, solo quedaban 6 de las 26 personas que participaron en el descubrimiento.

En ese momento se dijo que todas estas personas fueron maldecidas por el rey Tutankamón. El tesoro del rey Tutu continuó extendiéndose por todo el mundo, pero su ataúd se mantuvo inmóvil, completamente solo. Ahora, este sarcófago será trasladado al Gran Museo de Egipto. Se ha completado el 97 por ciento de las obras de construcción de este museo. El gobierno egipcio dice que incluso después de la pandemia de coronavirus, el museo abrirá este año. Y cuando abra, se guardarán 50 mil obras de arte en un solo lugar. También incluye los objetos que acompañaban a Tutankamón.

El arqueólogo local Ahmed Rabie Mohamed de la ciudad de Luxor dijo que si Tutankamón se va de Luxor, provocara un gran impacto negativo en los habitantes ya que el rey Tut ha estado en el Valle de los Reyes desde la primera vez que se presentó al mundo en 1922.

“Cuando se hizo la prueba a Tutankamón, sucedió lo mismo en el Valle de los Reyes”, dijo Ahmed a la agencia de noticias digital Asiaville“Esa gente había traído sus máquinas de rayos X y el Rey Tut nunca se había ido de aquí. Están hablando de llevarlo.”

Otro guía turístico, llamado Mohammed, dijo que la marcha de Tutankamón tendrá un efecto muy negativo en la llegada de turistas. Y advirtió que no se deberían burlarse del antiguo rey.  Sin embargo, el Dr. Altaiyb Abbas, Director de Asuntos Arqueológicos de Egipto, no estuvo de acuerdo con las opiniones expresadas por los arqueólogos y dijo que si Tutankamón estuviera vivo hoy, él mismo iría a El Cairo.

maldicion tutankamon - Maldición de Tutankamón 2021: Anuncian que por primera vez se trasladará el sarcófago del faraón egipcio

Con respecto a la maldición, el profesor Abbas dijo que la conoce y la respeta. Aunque también hay que decir que los científicos tienen una opinión muy diferente sobre la maldición. Creen que se trataba de un cadáver cuya infección puede extenderse si alguna parte toca la herida abierta de un ser humano. Es por eso por lo que los arqueólogos ahora usan máscaras para trabajar en el sarcófago de Tutankamón.

Pero no solo los expertos están realmente preocupados con el traslado de Tutankamón, sino también muchos egipcios, quienes consideran que 2021 no es el momento idóneo para hacerlo. Expertos en la materia han advertido que la maldición no solo afectará a aquellos que participen en el traslado, sino que será a nivel mundial. Dicen que podríamos encontrarnos con muchas más pandemias y misteriosas enfermedades, hambrunas, plagas de insectos y muerte generalizada en todo el mundo. Al parecer, antes de la muerte de Tutankamón los sacerdotes realizaron un ritual para evitar que el cuerpo del rey Tut fuera profanado. Habrá que esperar para saber si se cumple la maldición de Tutankamón.

¿Crees que deberían de respetar el último lugar descanso de Tutankamón? ¿Se cumplirá su maldición?