Remedios para la colitis

La colitis es una irritación o inflamación del intestino grueso y recibe ese nombre de la parte del intestino que más afecta (colon).

La colitis se clafisica en dos: colitis aguda y crónica.  La primera o de corta duración puede ser causada por infección parasitaria (amoeba coli o entamoeba histolytica), bacterias o virus, intoxicaciones alimenticias (mercurio, alimentos contaminados, etc.), reacción a ciertos medicamentos, excesiva tensión nerviosa (estrés), consumo de tabaco y bebidas alcohólicas y una dieta no balanceada.

La colitis crónica o de larga duración se incluyen la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

En este sentido, es importante observar que existe una confusión entre colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, ya que, en ocasiones, ambos términos son utilizados con el mismo significado lo cual  es un error.

La principal diferencia entre ellas radica en el hecho que en la colitis ulcerosa la lesión inflamatoria de la mucosa intestinal se extiende de forma continua desde el recto (porción final del intestino grueso) hasta una porción variable del  colon, mientras que en la enfermedad de Crohn la inflamación puede afectar a cualquier tramo del aparato digestivo y de manera segmentaria, es decir, no continua.

La colitis puede presentar síntomas como los siguientes:

  • Flatulencia y ruidos intestinales
  • Cólicos
  • Estreñimiento o diarrea
  • Decaimiento
  • Fiebre
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso

La colitis puede afectar otros órganos, además del intestino grueso.  En estos casos, puede presentarse afectación articular (artritis), cutánea (eritema nudoso, dermatitis, etc.), oral (queilitis, glositis, estomatitis, etc.), ocular (conjuntivitis, uveítis, iritis, etc.), hepática, ósea, muscular, pulmonar, renal, vascular, etc.

Remedios populares

Remedio para la colitis #1: Tomar 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y dos de miel mezcladas en un vaso de agua y tomadas antes de las comidas.

Remedio para la colitis #2 Poner semillas de lino o linaza en remojo en una taza de agua Al día siguiente, colar el preparado y tomar cuando la colitis presente síntomas de estreñimiento..

Remedio para la colitis #3:  Hervir dos pizcas de raíz de malvavisco en una taza de agua durante 5 minutos. Transcurrido este tiempo, retirar del fuego, colar y reservar. Tomar una taza diariamente durante dos semanas.

Remedio para la colitis #4: Tomar un jugo curativo que contenga 250 ml de jugo de manzana, 250 ml de jugo de zanahoria, 50 ml de pepino, 50 ml de raíz de remolacha y 20 ml de agua mineral   Extraer el jugo de cada fruta y mezclarlo. Beber en la mañana y la tarde por lo menos durante tres semanas.

Remedio para la colitis #5: Elaborar un té con la cáscara bien lavada de un limón y agua hervida.  Mezclar perfectamente y tomar caliente dos veces al día en ayunas y a media mañana.

Remedio para la colitis #6: Tomar jugo de guayaba con una cucharadita de miel de abejas.

Remedio para la colitis #7: Aplicar como mínimo 4 compresas de agua caliente con cebolla rallada sobre el área del abdomen. Reemplazar cuando se enfríe

Remedio para la colitis #8: Agregar, en un recipiente, una parte de arroz por tres partes de agua. Luego, hervir durante 12 minutos, colar, dejar enfriar y tomar un vaso varias veces al día cuando la colitis presenta el síntoma de diarrea.

Remedio para la colitis #9: Consumir yogur, ya que sirve tanto para prevenir la colitis como para tratarla al contribuir a la rápida recuperación de las infecciones intestinales.

Remedio para la colitis #10: Hervir 20 gramos de manzanilla en 1 litro de agua durante 15 minutos. Consumir esta cantidad diariamente y seguido durante 15 días.

Remedio para la colitis #11: Hervir dos puñados de angélica con tres de ortiga en un litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y reposar otros 10 minutos  Colar e ingerir una taza antes de cada comida.

Remedio para la colitis #12: Mezclar 1 cucharada de las siguientes hierbas: mejorana, tomillo y toronjil. Verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar reposar 10 minutos.  Colar y tomar una taza dos veces al día.

Remedio para la colitis #13: Verter en una licuadora, previamente lavado y picado, un plátano muy maduro, cinco frambuesas frescas y 1 taza de leche descremada. Batir  hasta obtener una mezcla suave. Tomar un vaso al día.

Remedio para la colitis #14: Lavar, desinfectar y cortar en trozos pequeños 1 papa cruda, 6 ramas de perejil, 4 tallos de apio y 7 zanahorias . Procesar los ingredientes pasándolos por el extractor. Beber antes del desayuno durante 10 días y descansar 10.

Remedio para la colitis #15: Hervir medio litro de agua y luego agregar 3 estrellas de anís. Tapar y retitrar del fuego. Luego, esperar 15 minutos y añadir la cáscara de un limón.  Filtrar y tomar una taza después de cada comida.

Remedio para la colitis #16: Lavar, pelar y picar 1 pera.  Luego colocar los pedazos de pera junto en una licuadora con una rebanada picada de papaya y un poco de agua.  Licuar por unos instantes y tomar un vaso a diario en las fases de estreñimiento.

Remedio para la colitis #17: Hervir 1 cucharada de manzanilla, 1 de anís estrellado y 1 de albahaca en 1/2 litro de agua durante 10 minutos.  Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar esta infusión tibia a lo largo del día.

Remedio para la colitis #18 Verter 1 cucharada de raíces de diente de león, otra de toronjil, otra de caléndula y otra de raíz de hinojo en 1 y medio litro de agua que esté hirviendo. Dejar reposar durante 1 hora.  Tomar 2 tazas al día

Remedio para la colitis #19 Verter 1 cucharada de hojas de guayabo en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y beber todos los días en ayunas

Remedio para la colitis #20 Tomar polen de flores durante todo el año debido a que refuerza la mucosa intestinal

Remedio para la colitis #21 Tomar 1 cucharada de propóleo a dario, ya que desinfecta y refuerza todas las mucosas del organismo.

Remedio para la colitis #22 Verter 1 cucharada de melisa y otra de azahar en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza al día. Si se desea se puede añadir 1 cucharadita de hierba buena o hierba luisa para reforzar el efecto digestivo

Remedio para la colitis #23 Colocar en un licuadora 1 remolacha y 1 col pequeña picada en pedazos junto con un poco de agua. Tomar dos cucharadas al día de este jugo y guardar el resto en la refrigeradora. También se puede utilizar como sustituto del vinagre. Este remedio tiene efectosregeneradores de la flora intestinal y ayuda a digerir correctamente y a regular el trabajo de los intestinos

Remedio para la colitis #24 Verter 50 gramos de sumidades floridas de salicaria en un litro, de agua y hervir por 10 minutos.  Colar, tapar y dejar en reposo. Consumir hasta un máximo de 8 tazas diarias.

Remedio para la colitis #25. Disolver 3 cucharadas de miel en un vaso de agua, dos veces al día durante tres semanas.

Remedio para la colitis #26  Poner  el jugo de 1 guanábana, 1 pedazo de calabaza picado, 1 mango picado y 3 hojas de acelga en una licuadora.  Licuar por unos instantes.  Beber este jugo todos los días

Remedio para la colitis #27 Verter 30 g de raíces de angélica en 1 litro de agua durante unos 15 minutos Tomar 2 tazas al día después de las comidas.

Remedio para la colitis #28 Verter 1 cucharada de corteza en polvo de olmo americano en  una taza que contenga agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en reposo por 5 minutos.  Colar y tomar 2 veces al día.  Este remedio reduce la nflamación producida por la colitis, ya que el olmo, al tener un compuesto llamado mucilago, forma una capa protectora a lo largo del tracto digestivo

Remedio para la colitis #29 Machacar 1 cucharadita de semillas de alholva, fenogreco o  heno griego y luego verter en una taza de agua que esté hirviendo. Dejar en reposo por-5 minutos. Filtrar y tomar una vez al día hasta lograr una mejoraría.  Este remedio, al igual que el anterior, forma una capa protectora de la mucosa intestinal.

Remedio para la colitis #30 Verter en un vaso de agua 2 cucharadas de jugo fresco de aloe vera o sábila y una pizca de polvo de cúrcuma.  Mezlar bien y tomar 2 veces al día   Es importante señalar que la cúrcuma ayuda tanto la enfermedad de Crohn como la colitis debido al compuesto curcumina. Diversos estudios señalan que la curcumina  es eficaz frente a la enfermedad de Crohn y puede contribuir a mantener la remisión en los pacientes con colitis ulcerosa. En un estudio la curcumina mejoró significativamente los síntomas de 207 personas afectadas por colitis.

Remedio para la colitis #31 Calentar 1/4 de taza de aceite de ricino y, una vez caliente, empapar un paño de algodón limpio.  Escurrir y aplicar sobre otro paño en la zona del abdomen.  Una vez frío, retirar y nuevamente aplicar caliente. Este remedio se utiliza cuando se siente dolores en ese área causado por la colitis.

Remedio para la colitis #32 Hervir 1 cucharada de la hierba de regaliz en polvo en 1/2 litro de agua durante 5 minutos. Colar y agregar 2 cucharadas de ghee (en la medicina ayurvédica se trata de una mantequilla derretida hasta que adquiera un tono ambar y semilíquida) mientras el agua está todavía templada. Dejar que enfríe hasta que esté a temperatura ambiente y usar como enema. Retener el líquido dentro del cuerpo unos 5 minutos, si se puede. Repetir este remedio una o dos veces por semana.  Este remedio se emplea en la colitis ulcerosa.

Remedio para la colitis #33 Comer manzanas cocidas con un pellizco de nuez moscada. Pelar un par de manzanas, retirar las semillas y cocer. Aplastarlas para hacer un puré (se puede utilizar el pasapurés) y agregar un pellizco de nuez moscada.

Remedio para la colitis #34 Para fortalecer las paredes del colon que se tienen débiles debido a esta enfermedad, es necesario tumbarse de espaldas y levantar poco a poco las dos piernas, manteniendo las rodillas todo lo rectas que puedas, hasta que formen un ángulo de 45 grados con respecto al suelo. Este ejercicio se conoce como elevación de piernas. Si resulta difícil levantar las dos piernas juntas, se puede levantar primero una y después, la otra. Al principio se debe mantener las piernas en posición elevada durante unos segundos, para ir aumentando ese tiempo hasta un minuto cuando lleves varias semanas de práctica.

Remedio para la colitis #35  Ejercitar el abdomen metiéndolo y sacándolo. De esta forma se estará fortaleciendo también las paredes del colon.

Remedio para la colitis #36 Aplicar de 3 a 4 cataplasmas diarias muy gruesas de arcilla templada, tirando a caliente, sobre el abdomen, entre comidas; con una duración de 30 minutos cada una de ellas.

Remedio para la colitis #37 Mezclar 3 oz de jugo de aloe vera o sábila, 2 oz de miel y 1 cucharada de aceite de oliva y consumir 2 cucharadas en ayunas.  En la noche, tomar una infusión de boldo (1 cucharada en una taza de agua que esté hirviendo).

Remedio para la colitis #38 Verter en 1 litro de agua un puñado de hojas de salvia y hervir por 10 minutos.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para la colitis #39 Usar remedios homeopáticos como Gentiana lútea, Cuprum sulfuricum y Nasturtium mercurio culturo como coadyuvante.

Remedio para la colitis #40 Consumir jugo de granada a diario. Esta fruta, elogiada en el Antiguo Testamento y sumamente apreciada por los antiguos egipcios y griegos se considera útil para tratar muchas enfermedad incluso la colitis.  Recientemente, unos científicos indios pudieron confirmar en un experimento en animales que la granada reducía la inflamación del colon que se produce en esta enfermedad digestiva.

Remedio para la colitis #41  Tomar dos o tres gotas de aceite esencial de cúrcuma y frotar  sobre el abdomen dos veces al día. El aceite de cúrcuma ayuda a reducir el dolor que se pueda sentir en esa área.

Recomendaciones

Masticar muy bien.  Los alimentos a medio masticar son una agresión para la mucosa de los intestinos y para el estómago.

Suspender, en el período más importante de la diarrea, toda alimentación, salvo soluciones acuosas con el aporte correcto de sales minerales. Cuando se detenga la diarrea y se normalice la función intestinal, la dieta se ampliará  con papillas de harinas finas, hechas con agua y sal (por 2 o 3 días). Más adelante pueden agregarse huevos, tortillas blandas, picadillos de pollo cocido, pescado hervido, carne de ternera, tapioca, sémola, arroz muy cocido, pan seco y bizcochos.

Consumir, cuando se encuentra en la fase de estreñimiento, frutas y vegetales con fibra como la cebada, el arroz y pan integral, las legumbres, el salvado de avena lo cual ayuda a mover la materia fecal a lo largodel intestino sin forzar al colon.

Consumir alimentos que contengan ácidos omega 3, ya que ayudan a combatir la inflamación de las paredes intestinales. El aceite de lino y de onagra (o prímula) son fuentes de aceites grasos esenciales (entre ellos los omega 3). Ambos aceites se encuentran en perlas o embotellados en tiendas especializadas de alimentación natural.

Consumir alimentos de color naranja y rojo, ya que son ricos en betacarotenos, provitamina necesaria para la salud del interior del intestino

Evitar azúcares refinados, alcohol, picantes, cafeína, levadura, el trigo, derivados de la leche de vaca y cualquier otro alimento que pueda provocar reacción alérgica o intolerancia a la lactosa.

Practicar algunas de las técnicas de relajación o establecer un programa de ejercicios para relajar el sistema nervioso. Las técnicas de relajación y respiración disminuyen la intensidad de los brotes.

Cuándo acudir a un médico Puede reducir algunos de los síntomas de la colitis con estos remedios caseros. Pero, aún podría haber más complicaciones y es posible que necesite atención médica.

Consulte con su médico si encuentra los siguientes síntomas:

  • Usted desarrolla los síntomas cuando está embarazada o planea quedar embarazada.
  • Tienes diarrea severa.
  • Hay coágulos de sangre, sangre o moco en las heces.
  • Tienes dolores en las articulaciones.
  • Usted tiene llagas en la piel y no se está curando.
  • Movimiento intestinal constantes que no son los normales.

Remedios para la amigdalitis o amígdalas inflamadas

La amigdalitis consiste en la inflamación de las amígdalas bucales de origen vírico o bacteriano  las cuales están ubicadas al final del paladar y en el inicio (una en cada lado) de la garganta.

Las amígdalas están conformadas por tejido linfoide el cual sirve como una defensa de los gérmenes que penetran en la boca con el alimento, con el aire que respiramos, etc.

Cuando están muy expuestas a la infecciones pueden inflamarse, aumentar de tamaño y, en ocasiones, se observan puntos de pus.

Es, en ese momento, cuando se habla de amigdalitis. Los infantes son especialmente sensibles a esta dolencia, aunque puede presentarse a cualquier edad.

Además de los síntomas mencionados también pueden surgir otros como ronquera, dolor de cabeza, dolor de oído, dificultad para tragar los alimentos y fiebre.

Es importante señalar que existe la amigdalitis pultácea o angina blanca la cual es mucho más compleja para su curación y, por ello, la importancia de saber cómo diferenciarlas. Puede leer más sobre este tema en el enlace que aparece arriba.

Además de los consejos del médico, pueden ayudarnos en caso de amigdalitis los siguientes remedios caseros:

Remedios populares

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #1: Hacer gárgaras de zumo de limón recién exprimido con miel cinco veces al día. Cada vez que haga las gárgaras, se recomienda lavarse los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #2: Hacer un emplasto con hojas de salvia muy calientes. Aplicar directamente éste sobre la garganta y envolver con un pañuelo con el fin de que el calor se mantenga el mayor tiempo posible. Tan pronto se enfría, sustituir por otro. Al mismo tiempo, hacer gárgaras de salvia hasta que se sienta mejor.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #3: Mezclar los siguientes elementos 1 cucharada de miel, 1 cucharada de sidra (vinagre) de manzana y 8 onzas de agua tibia. Luego, tomar lentamente en sorbos sin que se enfríe.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #4:  Hervir medio litro de agua.   En ebullición, echar dentro 30 gramos de salvia y 25 gramos de pimienta de cayena. Sacar del fuego, dejar reposar y hacer varias gárgaras al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #5: Preparar un jugo curativo con el jugo de 3 zanahorias, 1/2 taza de agua y 6 fresas picadas. Para ello, se debe licuar los ingredientes por 3 minutos y beberlo

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #6:  Tomar el antebrazo y ubicar el punto que se encuentra a dos dedos de la muñeca, siguiendo la línea del radio. Realizar un masaje suave sobre esta área tres veces, en intervalos de quince días durante varios días hasta sentirse mejor de las anginas. (remedio de acupresión)

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #7: Envolver el contenido de 1/2 taza de yogurt natural en una servilleta de tela con varios dobleces. Exprimir la servilleta como si fuera untorniquete para que el yogur sobrante salga de la tela. Aplicar alrededor de la garganta y después colocar otra servilleta encima con el fin de sostener la cataplasma. Mantener puesta durante 3 a 4 horas. Pasado este tiempo, renovar la cataplasma. Esta operación se realiza durante dos días.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #8: Preparar una taza de infusión de tomillo y luego agregar el zumo de medio limón y una cucharada de miel.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #9: Mezclar una cucharada de bicarbonato en el jugo de un limón. Hacer gárgaras de tres a cinco veces al día. Con esta preparación se limpia las placas de pus que pueden estar pegadas a las amígdalas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #10: Comer un par de diente de ajos o varios pedazos de cebolla crudos al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas#11: Cocinar, a fuego lento, varios higos secos en agua con dos cucharadas de miel. Tomar una cucharada de este jarabe tres veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #12: Mezclar leche caliente con arcilla hasta formar una pasta blanda. Luego empapar la cataplasma en una tela gruesa y absorbente y aplicar alrededor del cuello. Encima de la tela que tiene la cataplasma, colocar una tela o tejido de lana y renovar para mantener la temperatura.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #13: Hervir 3 cucharadas de romero en una taza de vino blanco y añadir 1 cucharada de miel de abejas. Hacer gárgaras tres veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #14: Mezclar el jugo de medio limón con 1 cucharada de sal en 1/4 de taza de agua.  Realizar, con esta preparación,  gárgaras varias veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #15: Dejar en remojo 1 puñado de hojas y flores frescas o secas de gordolobo 1 litro de agua hirviendo, cubrir y, luego, hervir durante 10 minutos.  Después, colar la solución dos veces, una a través de un colador fino y la otra a través de un pedazo de tela limpia. Luego, mientras está todavía caliente, agregar 2 cucharadas de miel, 1 cucharadita de almíbar de arce puro y un par de gotas de vainilla pura, Tomar 1/2 taza de esta cocción tibia cada 4 horas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #16: Agregar a un 1 vaso de jugo de naranja puro 2 cucharadas de gel extraído del interior de las hojas de aloe vera o sábila.  Tomar un vaso de esta preparación en ayunas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #17: Mezclar 1/2 taza de agua con 1/4 de taza de vinagre. Empapar un pañuelo grande con esta preparación y envolver alrededor de la garganta. Dejar puesto hasta que el pañuelo se seque.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #18: Calentar, durante 5 minutos, 1 cucharada de salvia y 1/2 cucharadas de saponaria en 1/4 litro de agua.  Dejar reposar por 10 minutos y beber durante el día mejor con miel.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #19: Cortar 1 rábano maduro y luego colocar en una licuadora junto con 3 pedazos de piña, 2 dientes de ajo y un poco de agua.  Beber este jugo a diario en las mañanas antes del desayuno hasta que la inflamación ceda.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #20: Verter 1 cucharadita de flores de manzanilla, 1 cucharadita de tusilago y 1 cucharadita de tormentilla en 1 taza de agua que  esté hirviendo. Dejarla reposar durante 15 minutos. Colar y hacer gárgaras con esta infusión cada 2 horas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #21: Hervir 1 taza de  agua y luego verter 1 cucharadita de flores de manzanilla y 1 cucharadita de salvia durante 5 minutos. Tapar y dejarla reposar durante 15 minutos. Colar y hacer gárgaras con la infusión cada 2 horas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #22: Hervir en 1 litro de agua 100 g de borraja hasta que quede reducida a un tercio de su volumen. Mezclar esta preparación con 50 grs. de miel. Hacer enjuagues cada 3 horas

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #23: Colocar en una licuadora 1/2 litro de jugo de naranja, 4 guayabas picadas, 4 dientes de ajo finamente picados, 1 rodaja de cebolla y 2 cucharadas de miel.  Tomar 1 vaso cada 8 horas, hasta sentir alivio en la garganta. Este remedio se puede considerar un antibiótico natural que combate también los resfriados

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #24: Verter en una taza de agua que esté hirviendo 1 cucharadita de tomillo, otra de romero y una de cardamomo. Tapar y dejar refrescar.  Colar y beber una taza de esta infusión a diario.  Este remedioactúa como un antiséptico natural preventivo y muy recomendado especialmente si la persona sufre de amigdalitis de forma constante

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #25: Realizar una infusión de las puntas floridas de llantén y luego hacer gárgaras varias veces al día

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #26: Tomar un nabo y rayarlo, poner en una tela y escurrir, añadir en jugo de medio limón y hacer gárgaras solamente 2 veces al día mañana y noche por 3 a 5 días

Remedio para la amigdalitis  o amígdalas inflamadas #27: Hervir 1 cucharada de flores de acacia en 1  taza de agua por 5 minutos. Realizar gargarismo con esta infusión a lo largo del día

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #28: Mezclar las siguientes plantas en partes iguales: Flores de malva; Flor de saúco; Tila; Pensamiento silvestre y Estigmas de maíz.  Extraer una cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar varias tazas al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #29: Hervir durante 10 minutos un litro de agua manzanilla, 20 gr. y hojas de salvia, 20 gr. Hacer gárgaras con esta preparción durante todo el día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #30:  Hervir en un litro de agua por 10 minutos las siguientes plantas: Faíz de tormentila, 10 gr.; Hojas de tomillo, 20 gr.; Flores de malva, 15 gr.; Hojas de llantén, 20 gr., y Hojas de menta, 10 gr. Dejar en infusión y colar.  Hacer gargarismo con este remedio durante todo el día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #31: Verter 20 gr. de hojas de malvavisco, 20 gr. bistorta, 10 gr. de amapola y 10 gr. de anís verde en un litro de agua. Hervir por 10 minutos.  Colar y hacer gárgaras con este remedio durante el día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #32: La corteza y la raíz de agracejo son utilizadas contra las anginas a causa de sus propiedades febrífugas y bactericidas. Se hace una decocción a razón de 30 a 40 gramos por litro de agua, de la que se beben dos ó tres tazas al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #33: Con una decocción de 100 gramos de hojas desecadas de agrimonia.por litro de agua, que se hace hervir hasta reducción de un tercio y que se endulza con miel, se obtiene un excelente gargarismo contra las amigdalitis

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #34: Machacar 2 dientes de ajo  y colocar en el jugo de un limón. En una vasija poner 1/2 cebolla cortada en rodajas de cebolla, 1 cucharada rasa de aceite y 1/2 cucharada de sal  Dejar reposar por 20 minutos. Aplicar el preparado en las amígdalas con un aplicador de algodón o una espátula

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #35 Verter 20 gramos de hojas, previamente lavadas, de abedul en medio litro de agua y hervir por 10 minutos. Hacer gargarismos y buches con esta preparación a lo largo del día

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #36 Mezclar en un cuenco un puñado de manzanilla, equiseto, tomillo y salvia. Extraer 2 cucharadas de esta mezcla y verter en un cuarto de litro de agua.  Mantener en el fuego hasta que rompa a hervir. Dejar reposar por 5 minutos. Pasado este tiempo, colar. Este remedio se utiliza para hacer gárgaras varias veces al día ya que con él se obtienen excelentes resultados

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #37 Remojar un puñado de raíces de guisante blanco y luego moler por unos minutos. Tomar esta preparación a diario especialmente por la mañana hasta que la dolencia desaparezca.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #38 Verter 2 cucharadas de semillas de alholva en medio litro de agua y cocinar a fuego lento por 30 minutos. Dejar enfríar por 10 minutos, filtrar y hacer gargarismos varias veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #39 Mezclar 20 gr. de centaura, 10 gr. de cada de una de las siguientes plantas:  Trébol de agua, cola de caballo, achicoria, coclearia y ortiga blanca y extraer.2 cucharaditas de la mezcla. Verter en una taza de agua hirviendo y dejar en infusión. Tomar 1 taza en ayunas y otra antes de acostarse.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #40 Preparar un cocimiento con 30 gr. de hojas de aladierna, que se hierven durante 10 minutos en un litro de agua. Hacer gárgaras cada hora, con este cocimiento templado.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #41 Mezclar, a partes iguales hojas de agrimonia, hojas de zarzamora, flores de amapola, flores de escaramujo o rosa silvestre y flores de malva. Hacer hervir un puñado de la mezcla durante dos minutos en un cuarto de litro de agua. Hacer gárgaras varias veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #42 Verter en 2 tazas de agua que esté hirviendo 1 cucharadita de corteza interna del olmo. Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar, aún tibia, 2 veces al día durante un par de días.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #43 Mezclar 1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo, 3 cucharadas de corteza de olmo en polvo y 2 cucharaditas de miel. Verter en una taza de agua que esté hirviendo. Batir hasta que se disuelva y tomar 3 veces al día. Este remedio, al igual que el anterior, contiene olmo el cual tiene propiedades antiinflamatorias de las membranas mucosas de la zona de la garganta.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #44 Calentar, en una sartén, 1/4 de cucharadita de semillas de carambola hasta que adquieran una tonalidad dorada y adicionar una pizca de polvo de cúrcuma. Verter esta preparación a una taza de leche tibia. Tomar 2 veces al día. Este remedio ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y ayuda a desinflamar las membranas mucosas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #45  Efectuar gárgaras con agua de mar purificada (se puede conseguir en las farmacias botánicas) varias veces al día

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #46 Verter en un vaso de agua 1 cucharada de miel rosada y 25 gotas de tintura de mirra. Realizar varias gárgaras al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #47  Verter 1 cucharada de equinácea en una taza de agua que esté hirviendo.  Cubrir y dejar refrescar.  Colar y tomar una vez al día por un mes.  Este remedio preventivo ayuda en el caso que la persona sufra de amigdalitis con cierta frecuencia, ya que refuerza el sistema inmunológico del organismo.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #48  Usar remedios homeopáticos como pyrogenium 5 ch o  lehning L 52.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #49 Colocar en una licuadora 1 zanahoria, ½ remolacha y 1 pepino; todos debidamente lavados y picados.  Licuar por unos instantes.  Tomar este jugo una vez al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #50 Lavar y cortar por la mitad un limón.  Luego, espolvorear pimienta negra y sal en ambas mitades del limón.  Luego, chupar cada una de estas partes hasta haber absorbido todo el líquido.  Realizar este remedio 2 veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #51  Hacer gárgaras de aceite de coco varias veces al día.   El aceite de coco puede ayudar a separar los patógenos que causan la amigdalitis, ya que tiene propiedades antibateriales y, a la vez, suavizantes al ser naturalmente hidratante.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #52  Tomar té de raíz de regaliz Su principal ingrediente activo, el ácido glicirrícico, actúa como antibacteriano y antiviral, ayudando a proteger el sistema respiratorio superior.   Incluso, se puede tomar como expectorante, ya que ayuda a desalojar la acumulación irritante de moco.   No consumir en caso de hipertensión.

Como fortalecer el sistema inmunológico frente al coronavirus

Hemos recibido varias preguntas relacionadas al tema de “Como fortalecer el sistema inmunológico frente al coronavirus” de forma natural.  Aquí lo explicamos a continuación

A medida que la noticia del nuevo coronavirus, denominado “COVID-19” por la Organización Mundial de la Salud, aparece en los titulares a medida que se propaga por China y el resto del mundo, la mayor atención se ha dirigido a la prevención y la cuarentena.

Si bien lavarse las manos adecuadamente y evitar las multitudes es una buena idea si vive cerca de un área que ha reportado casos, también es importante tomar medidas para fortalecer su sistema inmunológico en caso de que realmente entre en contacto con el virus para que el cuerpo pueda combatir eficazmente espalda.

El sistema inmune está diseñado para combatir infecciones y enfermedades. Tiene varias formas de detectar y destruir cualquier cosa que reconozca como ajena a su cuerpo, incluidas bacterias, virus, hongos, parásitos o células no saludables como las células cancerosas.

Los virus necesitan la maquinaria celular para producir sus propias proteínas. Son parásitos intracelulares que solo pueden replicarse dentro de las células, que es una de las razones por las que no se consideran vivos. Los mecanismos más efectivos de la respuesta innata contra las infecciones virales están mediados por el interferón y por la activación de las células asesinas naturales (NK).

La fortaleza del sistema inmune varía de persona a persona y, lo que es más, de día a día porque su capacidad para combatir infecciones fluctúa dependiendo de muchos factores. Aquí hay un par de cosas que puede hacer para mantener su sistema inmunológico bajo control durante el brote de COVID-19.

Formas naturales para fortalecer el sistema inmunológico frente al coronavirus

Reduce el estres Con todos los titulares diarios sembrando pesimismo sobre el nuevo coronavirus, es fácil estresarse por él. Algunos están tan aterrados que han comenzado a almacenar bienes y alimentos básicos. Es una buena idea estar preparado para cualquier emergencia importante, y esto incluye un brote viral, sin embargo, tenga en cuenta que las hormonas del estrés gravan el sistema inmunitario, lo que hace que su respuesta a las infecciones virales sea menos efectiva.

En escasez, la hormona del estrés cortisol puede aumentar la inmunidad al limitar la inflamación. Pero, una vez que cruza cierto umbral, el exceso de cortisol en la sangre abre la puerta a más inflamación. El estrés también afecta negativamente la producción de linfocitos, los glóbulos blancos que son la primera línea de defensa del cuerpo contra las infecciones, lo que lo pone en riesgo de enfermedad viral.

Durante este período particularmente estresante, trate de no entrar en pánico porque solo empeorará las cosas. Recuerde, los efectos del estrés son acumulativos, lo que significa que incluso las actividades cotidianas ordinarias pueden conducir a problemas de salud más graves.

Para aliviar el estrés, tome descansos cuando se sienta agotado e intente practicar algunas técnicas de relajación como la atención plena, la meditación o el pensamiento positivo.

Haz ejercicio pero no te excedas El ejercicio regular promueve la salud cardiovascular, disminuye la presión arterial, ayuda a controlar el peso corporal y ofrece protección contra enfermedades. El ejercicio también mejora la circulación sanguínea, permitiendo que las células del sistema inmunitario se muevan por el cuerpo más libremente y hagan su trabajo de manera más efectiva.

Aunque los científicos aún no han establecido un vínculo directo entre el ejercicio y la salud del sistema inmunológico, es razonable suponer que el ejercicio regular moderado puede ayudar a prevenir enfermedades al promover la salud en general.

Sin embargo, el ejercicio intenso puede causar inflamación en el cuerpo que puede hacer que el sistema inmunitario se acelere. Por lo tanto, trate de no llevar las cosas por la borda, especialmente en momentos de brotes virales estacionales.

No fume Fumar tabaco tiene varios efectos sobre la salud del sistema inmunitario, como:

mayor susceptibilidad a infecciones como neumonía e influenza;
enfermedades más severas y duraderas;
Niveles más bajos de antioxidantes protectores (como la vitamina C) en la sangre.

Dormir lo suficiente Los estudios muestran que las personas que con insomnio o no duermen lo suficiente tienen más probabilidades de enfermarse después de exponerse a un virus.

Cuando dormimos, el cuerpo libera proteínas llamadas citocinas, mientras que la falta de sueño disminuye su producción. Las citocinas son primordiales en tiempos de infección o inflamación. Además, la producción de anticuerpos y células inmunes se reduce cuando no duermes lo suficiente.

La cantidad óptima de sueño para la mayoría de los adultos es entre 7 y 8 horas. Sin embargo, los niños y adolescentes en edad escolar pueden necesitar hasta 10 horas de sueño.

Coma una dieta balanceada con frutas y verduras. El sistema inmune es el sistema de defensa natural del cuerpo y, como cualquier ejército, sus guerreros necesitan sustento. Está bastante bien establecido que las personas que viven en la pobreza y están desnutridas son más vulnerables a las enfermedades infecciosas.

Aunque se han realizado pocos estudios que relacionen los efectos de la nutrición directamente con el desarrollo de enfermedades infecciosas, hay evidencia que apunta al hecho de que varias deficiencias de micronutrientes, como las de zinc, selenio, hierro, cobre, ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E: pueden alterar la respuesta inmune en los animales.

Asegúrese de comer una dieta equilibrada con frutas y verduras para recibir la proporción correcta de micronutrientes.

Vaporterapia y sus beneficios para la salud y la belleza

El agua se ha empleado, como método curativo, desde épocas remotas y, en la actualidad, aún mantiene su vigencia.

De allí que la hidroterapia sea tan conocidaen estos días.

Beneficios de la vaporterapia

Una variable de ella, es la vaporterapia la cual es beneficiosa para combatir diferentes dolencias como la faringitis, la bronquitis y los resfríos, ya que ésta ejerce sobre las mucosas, un efecto parecido al que provoca sobre la piel: hidrata, dilata los vasos sanguíneos, depura y calma

Igualmente, es favorable para los nervios porque el vapor ofrece un comprobado efecto sedante sobre el sistema nervioso.

También permite aliviar el reumatismo, pues calma el dolor y depura el proceso reumático a mediano y largo plazo.

Aunque en los establecimientos comerciales existen vaporizadores para humedecer los ambientes y a los cuales se les puede añadir esencias medicinales para optimizar sus efectos, resulta más práctica para la vapoterapia la realización del método antiguo y casero.

En este sentido, se debe colocar agua hirviendo en una olla mediana. Poner una toalla, sobre la cabeza (si se trata de una inhalación) o sobre el resto del cuerpo (si se trata de un baño de vapor), para taparse. Recordar que el agua debe estar bien caliente y que, por esa razón, no hay que acercarse demasiado para evitar quemaduras. Tratar de permanecer con el vapor durante, por lo menos, 10 minutos.

Es conveniente el posterior reposo de la persona y evitar cambios de temperaturas bruscos después de la aplicación, hasta que se regularice la temperatura corporal.

A continuación remedios que se pueden utilizar con la vapoterapia:

Remedios populares

Remedio de vaporterapia para la garganta irritada y laringitis Abrir la llave del agua caliente del baño y llenar de vapor. Mientras corre el agua, inclinarse sobre la pileta, envolver una toalla sobre la cabeza e inhalar profundamente por boca y nariz durante5 a 10 minutos. Repetir varias veces al día.

Remedio de vaporterapia para los resfriados Poner a hervir una vasija de agua, apagar el fuego y, con una toalla arriba de la cabeza, inhalar el vapor.

Remedio de vaporterapia para la sinusitis Respirar el vapor de un recipiente lleno de agua caliente.

Remedio de vaporterapia para el reumatismo Tomar un baño caliente, ya que el calor calma el dolor y produce un proceso de depuración que mejora el reumatismo a mediano y largoplazo

Remedio de vaporterapia para la congestión nasal  Cerrar la puerta del baño, abrir el grifo de agua caliente y esperar que el ambiente se llene de vapor. La persona debe permanecer en la habitación así templada por un tiempo no menor a 5 minutos. Este recurso es muy útil para aliviar a los niños cuando se resisten a ser nebulizados.

La vapoterapia en la belleza natural

La vaporterapia no sòlo beneficia la salud, sino que también ayuda a conservar y resaltar la belleza de manera natural. A continuación algunas recetas donde la vaporterapia es el método utilizado.

Remedio de vaporterapia para el sobrepeso Realizar baños de vapor los cuales incrementan el metabolismo de la grasa y facilita su eliminación. En este sentido, hervir 50 g de cada una de estas plantas: eucalipto, manzanilla, tomillo y menta, y verter en una cazuela de barro con unos 5 litros de agua.

Disponer dos taburetes: uno para sentarse usted y otro para la cazuela con el agua. Sentarse y cubrirse con una sábana y dos mantas de forma tal que la cazuela también quede oculta. Dejar la cabeza fuera e ir destapando la cazuela a medida que necesite más vaho. Levantar la tapa con un trapo para no quemarse y tener cuidado de que esté bien asegurada en su sitio. Si le cuesta sudar, beber varias tazas de infusión de tila o de agua caliente con zumo de limón endulzado con miel. El baño de vapor debe durar entre 10 y 30 minutos.

Recetas de vaporterapia para distintos tipos de piel Una sesión de vaporterapia a la semana es un tratamiento efectivo para todo tipo de cutis, ya que es un buen remedio para pieles secas al ayudar, mediante la humedad, a hidratar las células. En cuanto a las pieles grasas y mixtas, el vaho ablanda las espinillas.  En este sentido, le presentamos las siguientes recetas de belleza:

Receta para piel seca: Mezclar 1 cucharada de hierbas secas o frescas de manzanilla y otra de albahaca. Llenar un bol con agua hirviendo. Esperar a que se enfríe un poco, verter las hierbas y dejar en infusión unos minutos. Verificar que el agua no esté demasiado caliente y colocar una toalla grande alrededor de la cabeza y el cuello de manera que forme como una especie de tienda. Inclinarse sobre la palangana y permanecer así de1 a 3 minutos. Secar con una tela fría y limpia y aplicar una crema hidratante suave.

Receta para piel grasa o mixta: Mezclar 1 cucharada de hierbas secas o frescas de menta y corteza de limón. Llenar un bol con agua hirviendo. Esperar a que se enfríe un poco, verter las hierbas y dejar en reposo unos minutos. Verificar que el agua no esté demasiado caliente y colocar una toalla grande alrededor de la cabeza y el cuello de manera que forme como una especie de tienda. Inclinarse sobre la palangana y permanecer así de1 a 3 minutos. Acabar el tratamiento salpicándose el rostro con agua de la reina de Hungría, un producto que sirve como tónico de la piel.

Receta para las espinillas Hacer un baño de vapor para la cara con unas hojas de laurel y un poco de tomillo durante 10 minutos. Aplicar una loción astringente.

Recomendaciones

No comenzar el tratamiento después de comer, ya que la aplicación de vapor tiene los mismos efectos que un baño en el agua: se podría sufrir trastornos digestivos.

No conviene realizar la vaporterapia a una temperatura no tolerada por el cuerpo, ya que podría derivar en un efecto contrario al buscado.

Beber abundante agua antes y después de la vaporterapia.

Verificar, después del baño de vapor, si los pies están muy fríos lo que indicaría que no tiene una buena actividad circulatoria. Conviene que se calienten con medias de lana. Recuerde que la humedad puede transmite fácilmente el frío al cuerpo.

Remedios con rosas para ansiedad, adelgazar, cara grasosa y más

Muchas personas nos han preguntado sobre las propiedades curativas de las rosas, cuáles remedios con rosas se pueden elaborar y cómo se hace el agua de rosas.

Es importante señalar, primeramente, que la rosa es un arbusto que pertenece a la familia de las rosáceas que puede llegar a medir 2 metros de alto. Tienen tallos espinosos y folíolos dispuestos en grupos de cinco o siete.

Las hojas son lanceoladas y dentadas en los bordes y producen flores de distintos colores (rojos, rosa, amarillos o blancos), perfumadas y con muchos pétalos. Está protegido por muchas espinas.

Existen diferentes variedades. Las rosas damascenas son de un color rosa pálido, las de cien hojas, de un rosa un poco más fuerte, y las francesas, de rosa fuerte arojo. los tres rosales «antiguos» más usados en medicina y perfumería

La rosa es originaria de China y llegaron a la India y Persia por las rutas comerciales, y de allí se extendieron a Oriente Próximo y Europa.

El uso de la rosa se remonta desde épocas antiguas. En Persia, se exportaba el aceite de la rosa de Damasco para la perfumería. Los griegos la utilizaban para perfumarse, ahuyentar enfermedades y ungir a los muertos.

Para su cultivo, se deben sembrar inmediatamente después de haberse cosechado. En caso de guardarlas, se deben estratificar. Esta planta se adapta a cualquier tipo de suelo y no requiere cuidados especiales, aunque hay que tener cuidado con las enfermedades provocadas por los hongos y los insectos aunque el abonado regular puede contribuir a prevenir las plagas. Para asegurarse de plantar la especie correcta, se recomienda comprarla en un comercio especializado.

Se utiliza prácticamente toda la planta, y cada par­te se recoge en una época determinada del año. Las raíces de la rosa se recolectan al comienzo de la estación primaveral. Las hojas se recogen a mediados de esta misma estación y los pétalos se deben recolectar antes de la apertura de la flor.

En el mundo gastronómico, del agua de rosas se hacen glaseados, y con pétalos caramelizados se adornan pasteles.

A continuación se detallan las propiedades de las rosas y algunos remedios con rosas que se pueden prepara de forma casera y natural

Propiedades curativas

Las rosas de las variedades más conocidas contienen aceite esencial con distintas sustancias químicas de aromas florales (hasta 300), además de tanmos, glucósidos y pigmentos.

Todo ello le proporciona al aceite esencial de rosa propiedades antiinflamatorias, astringentes, tónico-hepáticas y tónico-digestivas. Por ello, es muy empleado en masajes de aromaterapia para calmar las emociones, combatir la depresión, mitigar la ansiedad, levantar el ánimo, y reducir el estrés y la tensión.

Tambén estabiliza las oscilaciones en el estado de ánimo, particularmente si se relacionan con la depresión posparto. Serena los nervios y ayuda a superar el insomnio.  Es importante saber que se necesitan entre 50 y 100 flores para obtener una sola gota de aceite de rosa.

En cuanto al agua de rosas se obtienen por destilación y extracción con disolvente. Esta es empleada, por sus propiedades antisépticas, para limpiar el cutis y y calmar inflamaciones cutáneas, eccemas o acné.

Igualmente, se emplea para la cicatrización de las heridas y en caso de diarrea por su propiedad astringente y favorece la digestión de comidas pesadas. También es como colirio ocular. A continuación presentamos una receta para la preparación de agua de rosas casera:

Cómo hacer agua de rosas casera

Paso 1: Retire los pétalos de 6-8 tallos de rosas.
Paso 2: coloca estos pétalos en una olla grande.
Paso 3: Agregue suficiente agua a la olla para cubrir los pétalos, pero asegúrese de no agregar demasiada agua.
Paso 4: Use calor bajo-medio para calentar gradualmente el agua y los pétalos.
Paso 5: Deje que el agua hierva a fuego lento y manténgala así durante 20-30 minutos.
Paso 6: Espere a que los pétalos pierdan la mayor parte de su color y se vuelvan de color rosa pálido / blanco.
Paso 7: Retirar del fuego y colar los pétalos.
Paso 8: Almacene el agua de rosas en un frasco o frasco rociador, lejos de la luz solar directa.

Remedios populares

Remedio con rosas para tonificar el cutis Diluir 2 gotas de rosa, 4 gotas de incienso y 4 gotas de sándalo en 20 ml de aceite de jojoba  Empapar una bolita de algodón con estapreparación y aplicar con suavidad sobre la piel

Remedio con rosas para glándulas inflamadas. Hacer gárgaras con 1 copita de aguardiente mezclado con tres copitas de agua de rosas, Ésta se elabora con cuatro gotas de aceite de rosas se agita bien en un litro de agua caliente.

Remedio con rosas para cicatrización  Hervir 2 puñados de hojas de rosas durante 15 minutos en 1 taza de aceite de lino y dejar al sol durante 40 días.  Empapar un paño de algodón limpio con esta preparación y aplicar en la zona afectada.

Remedio con rosas para las hemorroides externas Hervir 1 puñados de hojas de rosas durante 15 minutos en 1 taza de aceite de lino o linaza y dejar al sol durante 30 días.  Empapar una bolita de algodón con esta preparación y aplicar en las hemorroides externas

Remedio con rosas para aliviar las molestias premenstruales y menopáusicas, Diluir 4 gotas de rosa, 3 gotas de neroli y 3 gotas de mandarína en 20 ml de aceite de almendra y realizar un masaje corporal.

Remedio con rosas para combatir la ansiedad Diluir 2 gotas de aceite esencial de rosa y 3 gotas de naranja en 10 ml de aceite de almendra y aplicar un masaje después de un baño.

Remedio con rosas para el estrés Verter un puñado de pétalos de rosa en el agua tibia de la tina de la bañera y tomar un baño.  Este remedio desaparece el estrés de forma  casi de forma instantánea.

Remedio con rosas para las inflamaciones de la garganta, encías y boca. Dejar 1 libra de rosas rojas, otra de blancas, por nueve días en cuatro litros de vinagre blanco.  Después exprimir, filtrar y guardar bien tapado. Hacer gárgaras con 1 cucharada de este vinagre en un cuarto de litro de agua.

Remedio con rosas para las estrías: Colcoar 150 g de cola de caballo, 25 g de rosas, 10 g de laminaria, 1 g de saponaria, 1 g de hamamelis y 10 gotas de zumo de limón en el 1,5 litros de alcohol de 40° durante 28 días en maceración. Colar y diluir a partes iguales con agua. Aplicar mediante masajes dos veces al día

Remedio tonificante de rosas para piel grasa  Poner en una cacerola con tapa 2 ½ tazas de agua destilada y 8 tazas de pétalos de rosas al fuego y tapar. Cuando suelte el hervor, bajar el fuego y dejar que siga hirviendo 1 hora. Retirar del fuego y dejar reposar 2 días. Hervir nuevamente por 1 hora y dejar enfriar. Verter 1/3 de taza de vodka en una botella.  Colar el agua de rosas, machacar los pétalos en una coladera, verter esta infusión en la botella y tapar. Empapar una bolita de algodón con esta preparación y pasar sobre el rostro principalmente en las áreas con acumulación de grasa. Dejar actuar por 10 minutos.  Luego pasar una crema humectante. Guardar este tónico en la refrigeradora.

Remedio reafirmante de rosas para piel flácida  Mezclar 4 cucharadas de agua de rosas con una infusión de malva (2 cucharadas de malva en una taza de agua).  Añadir 2 cucharadas de vodka y mezclar bien   Luego, añadir 2 cucharaditas de pétalos de rosa y 1 gota de aceite esencial de rosas. Verter la preparación en un pulverizador y aplicarlo sobre la piel por la mañana y por la noche

Remedio con rosas para combatir las ojeras Empapar una bolita de algodón con agua de rosas (se puede adquirir en las farmacias botánicas) y aplicar con suavidad en la piel debajo de los ojos.  Dejar puesta por 15 minutos, lavar la zona con agua fría y luego aplicar una crema hidratante.  Ese remedio regenera la piel y favorece la circulación lo que ayuda a reducir las ojeras.

Remedio con rosas para milium, milia o bolitas blancas en el rostro: Mezclar 1 cucharada de agua de rosas y 2 cucharadas de sándalo en polvo hasta lograr una pasta.  Aplicar en la afectada zona con una bolita de algodón y dejar puesta por 15 minutos.  Realizar este remedio a diario hasta el milium desaparezca.

Remedios con rosas para la inflamación de la garganta o la boca Coger un puñado de pétalos frescos y poner en 250 cm3 de agua en infusión durante 10 minutos. Colar y exprimir bien los pétalos y agregar 1 cucharada de miel. Para la boca, hacer enjuagues de 3 minutos de duración 2 veces al día, por la noche y por la mañana. Para la garganta, lo mismo, pero serán gargarismos.

Remedio con rosas para la anemia (Jarabe de fruta de rosa). Se limpian los frutos frescos recogidos retirando las semillas y los pelos. Se prepara una decocción fuerte y se mezcla con miel o azúcar. Se deja hervir a fuego lento hasta que el azúcar se disuelve. Se coloca en pequeños envases de cristal, se deja enfriar y se cierra herméticamente para conservarse en la nevera.  Tomar 2 o 3 cucharadas al día.

¿Se puede adelgazar con las rosas?

La respuesta es sí, cuando se toma la infusión de pétalos de rosas (ecológicas).  Esta bebida  se compone principalmente de agua. Por esta razón, beber una o más tazas al día puede contribuir significativamente a la ingesta total de agua.

El agua puede ayudar a perder peso al aumentar su metabolismo. De hecho, la investigación ha demostrado que beber 500 ml de agua puede aumentar su metabolismo hasta en un 30% .

Además, cierta evidencia sugiere que beber agua, como la infusión de pétalos de rosas, antes de las comidas puede ayudarlo a perder peso, haciéndole sentir más lleno y reduciendo su consumo de calorías.

Finalmente, la ingesta adecuada de esta agua puede ayudar a prevenir los cálculos renales.

Remedios para cálculos biliares o piedras en la vesícula

El hígado produce bilis la cual está compuesta por colesterol, lecitina y sales minerales biliares.

Ésta ayuda a la digestión, en especial de las grasas, en la parte superior del intestino delgado.

Si no hay ningún alimento, la bilis se deposita y concentra en la vesícula y luego vuelve al intestinocuando es necesario.

Sin embargo, el exceso de colesterol produce diminutos cristales alrededor de los cuales se acumulan sustancias sólidas formando cálculos o piedras biliares.

Éstos, cuando adquieren un gran tamaño, pueden bloquear uno de los conductos biliares que conectan a la vesícula con el hígado y el intestino delgado causando dolor muy intenso, náuseas, vómitos; síntomas que desaparecerán tan pronto como el cálculo regresa a la vesícula o es empujado hacia los intestinos y posteriormente eliminado.

Los factores que predisponen la aparición de esta dolencia son:

  • Herencia
  • Diabetes
  • Consumo de anticonceptivos orales o estrógeno suplementario
  • Obesidad

Existen remedios caseros que pueden ayudar a la prevención y control de las dolencias vesiculares como los siguientes:

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula  #1: Hervir varias hojas de aguacate en una taza de agua durante 5 minutos.  Retirar del fuego y tomar aún tibio tres tazas al día.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #2: Hervir una alcachofa pequeña entera, previamente lavada, en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y tomar a lo largo del día. Procurar que la bebida se encuentre tibia.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula  #3: Beber una taza de infusión de menta una hora después de las dos principales comidas del día. Esta infusión es beneficiosa, ya que estimula la producción de bilis.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula  #4: Tomar un vaso diario de partes iguales de jugo de remolacha y lechuga reduce el tamaño de los cálculos más grandes y diluyen los diminutos cristales antes de que se conviertan en cálculos biliares.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #5: Dormir sobre el lado derecho acelera su expulsión (según creencias en ciertas regiones de Latinoamérica.)

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #6: Tomar una cucharadita de aceite de oliva en 1/2 taza de jugo de toronja o pomelo antes del desayuno cada mañana. El aceite de oliva estimula la producción de bilis y alivia el dolor, actuando como lubricante para facilitar la eliminación de cálculos biliares

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula  #7: Licuar y tomar 200 gramos de berro en 1 litro de agua entres dosis diarias por 30 días seguidos.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #8: Hervir 20 gramos de cola de caballo en 1 litro de agua. Esta preparación debe ser consumida en tres dosis diarias durante 10 días seguidos.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #9: Tomar una cucharada de jugo de perejil al levantarse cada mañana y luego repetir varias veces más durante el día. Si el fuerte sabor del perejil resulta desagradable se puede mezclar con jugo de zanahoria.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #10: Hervir 30 gramos de boldo en 1 litro de agua. Tomar en forma de té o decocción esta cantidad diariamente en tres dosis durante 15 días seguidos.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #11: Combinar a partes iguales hojas de boldo, raíz de diente de león, semillas de hinojo y corteza de naranja amarga. Colocar 1 cucharada de la mezcla de estos ingredientes en una taza de agua. Hervir durante 3 minutos, dejar en reposo y colar. Tomar 3 tazas al día, tras las comidas principales, endulzadas con miel de tomillo.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula  #12: Lavar y picar un rábano.  Lavar, partir por la mitad y extraer el jugo de un limón.  Colocar los ingredientes en una licuadora. Batir por unos segundos. Colar y tomar una pequeña porción cada media hora.  Repetir la acción los siguientes días, pero cada dos horas, hasta que se sienta mejoría.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula  #13: Consumir apio y alcachofas en una ensalada.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #14: Consumir, durante cuatro días 5 veces al día, 1/2 taza de vinagre de sidra de manzana mezclado con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen puro con el fin de expulsar el cálculo.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #15: Consumir 2 cucharadas de gránulos de lecitina en días alternos (un día sí y otro no), ya que parece que evita la formación de cálculos, luego que éstos son expulsados.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #16: Verter 2 cucharadas de borraja en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar, filtrar y tomar, aún tibio.  Este remedio ayuda a limpiar el hígado y la vesícula.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #17:  Hervir durante 10 minutos varias hojas de achicoria en 1 litro de agua.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar a lo largo del día.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #18:  Preparar una mezcla a partes iguales de boldo, angélica, alcachofa, fumaria y diente de león Extraer 1 cucharadita la cual  se verterá en una taza que esté hirviendo.  Beber 1 taza después de las comidas.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #19: Reducir a polvo los siguientes ingredientes: 20 gr de raíz de genciana, 40 gr de ruibarbaro, 20 gr de boldo, 20 gr de romero y 40 gr de semillas de anís. Tomar 1 cucharadita de la mezcla diluida en un poco de agua, antes de las comidas

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #20: Lavar y cortar en pedazos un nabo blanco crudo y colocar en una licuadora junto con un poco de agua.  Licuar por unos instantes. Este remedio previene la formación de cálculos biliares y ayuda hasta a reducir el coleterol malo.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #21: Hervir 30 gramos de flores y hojas de uña de gato (planta) en un litro de agua por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego, colar y dejar refrescar. Tomar 3 tazas al día

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #22  Mezclar, en partes iguales, boldo, agracejo, levístico, abedul y cola de caballo y extraer 1 cucharada.  Verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar hasta 5 tazas al día lejos de las comidas.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #23  Mezclar, a partes iguales, polipodio, arenaria y bardana  y extraer 1 ucharada de la mezcla.  Verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas al día, antes de las comidas.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #24 Verter 1 cucharada de la mezcla, a partes iguales, de vara de oro, menta, cardo bendito y boldo, en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión.  Tomar 1 taza cada cuatro horas.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #25 Cocer 5 pepitas de corozos de cereza endulzado con miel de abejas por 30 minutos. Consumir 3 veces al dia

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #26 Se prepara una tisana con una cucharada de semilla de cuscuta seca y se toma una taza cada noche antes de acostarse. Mejor si se mezcla con una pizca de anís o badiana.y 1 cucharada de cúscuta en una  taza de agua que esté hirviendo.  Este remedio resulta excelente no sólo para los cálculos biliares, retención de bilis o en las retenciones biliares sino también para el hígado perezoso o lento y purifica la piel de manchas hepáticas.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #27 Verter 1 onza de cloruro de magnesio en un litro de agua caliente y mezclar. Tomar 2 copitas 15 minutos antes de cada comida

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #28  Verter, en un litro de agua, 2 cucharadas de boldo, 1 cucharadita de doradilla, 1 ramita de ajenjo y una hoja de rábano negro,. Beber una taza tres veces al día una taza antes de cada comida.

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #29 Hervir 30 g de raíces de apio en 1 litro de agua por 10 minutos y dejar reposar otros 10 minutos antes de colar el preparado.  Tomar 2 o 3 tazas al día

Remedio para cálculos biliares o piedra en la vesícula #30 Calentar una taza de aceite de ricino puro y luego empapar una gaza con este aceite.  Poner la gasa, previamente exprimida, sobre la zona de la vesícula (lado derecho del estómago). Cubrir la gasa con una lámina de plástico. y sobre ésta colocar  una bolsa de agua caliente. Dejar puesta hasta que se enfríe. Realizar este remedio tres veces a la semana.

¡Conoce los beneficios de comer tacos!

Estudio ha demostrado que los taquitos son más sanos que una barra de granola

Aunque no lo creas, los deliciosos tacos además de cumplir con nuestros antojos nos aportan múltiples beneficios nutricionales.

Un reciente estudio de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), una de las más prestigiosas en el estado, reveló que los tacos al pastor son más saludables que algunas barras de fibra como la granola, las cuales contienen entre 20 y 30% de grasas, mientras que los taquitos arrojaron apenas un 11%.

Asimismo, los componentes de los tacos nos proporcionan vitaminas, antioxidantes, hierro, entre otros.

Cebolla: Proporciona vitamina B, C y E, aminoácidos, fibra y estimula el apetito.

Limón: Vitamina C y antioxidantes. Fortalece el sistema inmunológico.

Cilantro: Es un antioxidante. Aporta vitaminas A y C.

Carne: Es rica en proteínas y hierro.

Tortilla: Vitamina A, B y C. Además es rica en fibra y calcio.

Según el estudio universitario, los tacos son un alimento que bien pueden cumplir con las características del plato del ‘buen comer’ por su base de tortilla de maíz más los condimentos de origen animal, leguminoso y vegetal.

Fortalece tu sistema inmune con la cáscara de piña

¿Sabías que la cáscara de piña ayuda a fortalecer el sistema inmune?

Si comes piña ¡NO tires las cáscaras! Tienen un buen de propiedades.

Procedimiento para preparar el té:

  • Pon a hervir 1 litro de agua y agrega las cáscaras de piña previamente lavadas.
  • Agrega un trocito de jengibre o canela (opcional) y deja hervir durante 5 min más y listo.

Más beneficios:

  1. Mejora la digestión.
  2. Gracias a sus propiedades diuréticas ayuda a combatir el estreñimiento.
  3. Además de reducir el colesterol, es un diurético natural que reduce la retención de líquidos y ayuda a eliminar la grasa corporal, por lo que es perfecta para perder peso.
  4. Posee bromelia, un poderoso antioxidante que funciona como un antiinflamairio natural.
  5. Ayuda a tratar las lesiones deportivas y relajar los músculos.
  6. Fortalece el sistema inmunológico.
  7. Reduce los efectos negativos del colesterol en las arterias y depura la sangre.
  8. Y disminuye el estrés y la tensión, gracias a que sus enzimas producen una sensación tranquilizante.

Aumenta tus defensas ante el Covid-19 con este remedio

Ingredientes (para dos porciones de unos 250ml)

  • 1 taza de arándanos (148g) o jugo de arándanos o bayas de acaí
  • 1 taza de leche de coco (226ml)
  • 3 cucharadas de jugo de limón (15ml c/u)
  • 2 tazas de col lombrada (repollo morado) [89g c/u]

Preparación

  1. Pasar la col lombrada y los arándanos por el extractor de jugos.
  2. Añadir al jugo resultante la leche de coco y el jugo de limón, removiendo bien para que se mezclen de forma excelente.
  3. Endulzar al gusto con azúcar morena.

¿Cómo aumentar las defensas de manera natural?

Ante la nueva pandemia Covid 19 podemos ayudar a nuestro cuerpo a subir las defensas.

El coronavirus es potencialmente mortal tan solo para determinados grupos de riesgo, que se definen en función de la edad y de que padezcan enfermedades previas. Según las estadísticas, un 80,9% de los casos son leves y superan sin ningún problema la enfermedad pero es potencialmente peligroso en personas mayores de 80 años o con otras dolencias o defensas bajas.

Ante esta pandemia, mucha gente se pregunta si es posible fortalecer su sistema inmunológico para prevenir el contagio. Debes saber que es difícil conseguirlo en poco tiempo, pero siempre es recomendable introducir alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E (que se pueden complementar con suplementos vitamínicos) y otros como frutas, verduras o pescado. También es aconsejable disminuir el consumo de azúcares y alimentos ultraprocesados, realizar ejercicio físico moderado y descansar adecuadamente.

Vitaminas y minerales para subir las defensas

Hierro: es esencial en la elaboración de hormonas y los tejidos conectivos. Su ausencia puede ser peligrosa para la salud y causar anemia. Los alimentos que contienen más hierro son las lentejas, las espinacas, las frambuesas, la levadura de cerveza, los pistachos, los cereales como el mijo y la espirulina, un tipo de alga azul al que se le atribuyen numerosas propiedades beneficiosas para la salud.

Zinc: es un componente que ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden el cuerpo. Los alimentos más ricos en zinc son: las ostras, el hígado de ternera, las almejas, las carnes rojas, las avellanas y las almendras, el pollo y el pavo, el queso y los copos de avena.

Vitamina B: forman un grupo de 8 vitaminas relacionadas con el metabolismo celular. Estas vitaminas se encuentran sobretodo en los cereales integrales, el arroz, la avena, el germen de trigo o en el pilar de la dieta mediterránea, las legumbres.

Vitamina C: ayuda a la cicatrización de las heridas, mejora la absorción del hierro presente en los alimentos y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades. Los alimentos que contienen más vitamina C son: la grosella negra, la guayaba, el perejil, el pimiento rojo, las coles de bruselas, el brócoli, el kiwi, la papaya, la naranja y el bulbo de hinojo.

Vitamina D: ayuda a la absorción de calcio y es esencial para el mantenimiento de la salud de los huesos. También mejora el metabolismo celular, el funcionamiento muscular y la defensa frente a infecciones. A parte del sol, los alimentos que contienen esta vitamina son el aceite de hígado de bacalao, el pescado azul, el marisco, el hígado, los lácteos, los huevos, las setas, el aguacate y el germen de trigo.

Otros alimentos que podemos introducir en nuestra dieta son: la cebolla y el ajo en todas las comidas. Ambos son alimentos que ayudan a combatir las infecciones por virus y bacterias. El ajo debe consumirse crudo para que mantenga sus propiedades, mientras que la cebolla no pierde sus propiedades al cocinarse.

La miel es un buen sustituto del azúcar, ya que tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas que el azúcar no tiene. Por último, El jengibre es rico en vitaminas, potasio y niacina, y posee propiedades que ayudan a combatir las infecciones causadas por virus y bacterias. Además, tiene características antitusivas y expectorantes que ayudan a combatir los resfriados y la gripe.

Tranquilizantes naturales para ansiedad, nervios e insomnio

Muchas personas usan fármacos tranquilizantes para poder lograr una relajación  o combatir, de cierta forma. el estrés, nervios, ansiedad y hasta el insomnio.

Estos fármacos ejercen un efecto sedante sobre el sistema nervioso central. Se trata de depresores selectivos del sistema nervioso diferentes de los hipnóticos (depresores no selectivos) y corresponden al grupo más importante de los psicofármacos los cuales son muy efectivos.

Sin embargo, cuando estos fármacos con consumidos de forma excesiva puede conllevar muchos riesgos entre los que destaca la dependencia psíquica. 

Para evitar estos inconvenientes, se recomienda la ingesta de infusiones de plantas y hierbas que son considerados verdaderos tranquilizantes naturales y que, a continuación, se describen:

Kava Kava Una hierba individual con un trabajo individual que realiza muy bien, la kava kavaes un modelo de eficiencia. Como un tranquilizante natural, elimina la ansiedad sin causar somnolencia.

Al mismo tiempo, de manera notable, aumenta su capacidad para pensar y eleva el estado de ánimo. a sensación placentera que funciona en varios niveles, lo que convierte a la hierba en un sustituto ideal para las “pildoras nerviosas” farmacológicas, el café e incluso el alcohol.

Al permitir relajarse al cuerpo y a la mente, facilita la curación así que se considera a la kava, incluso, un remedio para el tratamiento del cáncer, SIDA o cualquier otra enfermedad que amenace la vida.

La investigación sugiere que también podría usarse como relajante muscular, un anticonvulsivo, un anestésico local y un analgésico.

El alboroto reciente cuando el gobierno federal rechazó el referéndum de los votantes (en California y Arizona) para permitir el uso medicinal de la marihuana sirvió para enfatizar con cuánta desesperación necesitan algunos pacientes con cáncer aliviar su dolor sin estragos en la función intestinal como ocurre con la mayor parte de los fármacos. La capacidad de la kava para potenciar el alivio del dolor de fármacos más leves ha sido la respuesta para muchos de mis pacientes.

Los tés y las tinturas son formas igual de buenas para tomar kava. Igual sucede con las cápsulas con una concentración estandarizada de los ingredientes activos, llamados kavalactonas. Una dosis diaria de 100-200 kavalactonas por lo normal es suficiente, aunque una cantidad mayor podría ser necesaria para ayudarlo a quedarse dormido. Tomarla durante el día no le causa somnolencia, sólo lo hace estar más calmado y, sí, más feliz.

Valeriana Si se siente ansioso o tiene problemas para dormir, la valeriana puede ser para usted. Tomar unas cuantas cápsulas de la hierba justo antes de irse a dormir ayuda a muchas personas a conciliar el sueño sin causarles ninguno de los efectos secundarios tan comunes en los medicamentos para dormir.

La mayor parte de las formas de la hierba, estandarizadas o no, parecen ser útiles en este sentido. Muchas personas beben una taza de té de valeriana antes de irse a dormir; otros toman 150-450 mg de las cápsulas.

En otras posibilidades de tratamiento, la variedad officinalis de la valeriana alivió la gastroenteritis viral aguda mejor que los antibióticos normales en un estudio. Investigadores alemanes, mientras tanto, han estado explorando las propiedades anticáncer de ciertos extractos de valeriana llamados “valepotriatos”. De acuerdo con este trabajo, estos compuestos parecen contrarrestar la malignidad de las células tumorales.

Tilo o tila Es un árbol de hasta 35 metros de altura, con una copa ramificada y ramas inferiores horizontales. Las hojas son de color verde oscuro por el haz y más pálidas por el envés, alternas, con el margen serrado, cordadas, pecioladas y oblicuas en la base.

Las flores, de color amarillento, con cinco pétalos y cinco sépalos y un olor dulzón, son colgantes y se agrupan en cimas aplanadas axilares, con un pedúnculo soldado a una brác tea amarillo verdosa en lámina. El fruto es una cápsula esférica.

El tilo, especialmente sus flores, se ha empleado durante siglos como un tranquilizante natural por sus propiedades sedante y antiespasmódica, tanto por vía interna como en baños.

Una infusión tranquilizante natural con tilo consiste en colocar 3 cucharaditas de flores de esta planta en un litro de agua hirviendo, y colar. Tomar cuando se perciben síntomas nerviosos.

Pasiflora Originaria de América Central, se la cultiva en jardines y terrenos. En Europa crece la especie Passiflora incarnata. Es uno de los mejores remedios contra las manifestaciones nerviosas y no presenta contraindicaciones. Ejerce un efecto sedante, pero no depresivo, y ayuda a conciliar el sueño. Ideal para situaciones de estrés laboral, insomnio y para aliviar malestares nerviosos por síndrome premenstrual o por menopausia.

Remedios con agua de coco

Existe evidencia que el coco ha sido utilizado en la India hace más de 3.000 años. En la India, los cocos son considerados como una de las frutas más sagradas y que se ofrecen a los dioses como prueba de gratitud.

Uno de los nombres de coco en sánscrito es Kalpa-Vriksha es decir, un “árbol eterno” o “árbol que cumple todos los deseos”. Ese nombre se ha dado debido al hecho de que la palma de coco es un árbol tan versátil y casi todas las partes del árbol puede ser objeto de un uso beneficioso. La palma cocotera crece generalmente en climas tropicales y en la actualidad se encuentra en casi todas las zonas tropicales en el Índico, Pacífico y de América. El coco es una drupa cuyo tamaño es aproximadamente de 20 a 30 cm de largo.

Propiedades curativas

El agua de coco es un alimento muy nutritivo que contiene proteínas, grasas, carbohidratos, azúcar y fibra dietética.

En cuanto a minerales, posee calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso y selenio y las incluyen la vitamina B6, C, y E, así como la vitamina K, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, y ácido fólico.

Es un remedio muy empleado a la hora de combatir la retención de líquidos, dolores en el riñón o problemas con la próstata, ya que tiene propiedades diuréticas.

Igualmente, el agua de coco combate la gastroenteritis, vómitos, diarrea, disentería, dispepsia, flatulencia y cólera, ya que permite la rápida hidratación. Incluso, varios estudios han sugerido que el agua de coco es un buen remedio casero para los niños en las primeras etapas de la diarrea infantil leve.

El agua de coco también puede combatir el colesterol alto. Los estudios sobre el impacto del agua de coco en ratas cuyo alimento era rico en grasas saturadas mostraron que el colesterol LDL o malo y los triglicéridos se redujeron notablemente mientras que el HDL (lipoproteína de alta densidad), también conocido como colesterol bueno, aumentó debido al consumo de agua de coco.

El agua de coco es bueno, también, para el corazón, ya que al bajar el colesterol malo se tiene menos probabilidad de sufrir de apoplejías y ataques cardiacos. El agua de coco tiene un efecto estimulante sobre las enzimas, lo que ayuda en la recuperación de daños de miocardio.

Uno de los beneficios del agua de coco es el control de la hipertensión (presión arterial alta).  Un estudio publicado en The West Indian Medical Journal en 2005 descubrió que cuando se administraba agua de coco a pacientes hipertensos durante dos semanas, la presión arterial sistólica era un 71% menor y la presión arterial diastólica era un 29% menor que la que bebía agua pura.

La capacidad de reducir la presión arterial del agua de coco es probable debido a su alto contenido de potasio, que ayuda a contrarrestar el efecto del sodio en el cuerpo.

El agua de coco también resulta positivo para el hígado. Las pruebas con agua de coco se pudo observar que tiene propiedades hepatoprotectoras. El agua de coco proporciona antioxidantes, que reducen la actividad de muchas toxinas en el hígado.

Los estudios de investigación han sugerido, también, que el agua de coco es beneficioso para los síntomas climatéricos o la terapia de reemplazo hormonal.

Remedios populares

Remedio con agua de coco para el cólera Tomar dos vasos de agua de coco y mezclar con 3-4 cucharaditas de jugo de limón. Este remedio ayuda a lograr al equilibrio de electrolitos y se debe dar regularmente a quien sufre de esta dolencia. El agua de coco, al ser una buena fuente de potasio, puede ser una solución hidratante para el cólera.

Remedio con agua de coco para los cálculos renales: Tomar un vaso de agua de coco verde (llamado también en algunos países latinoamericanos pipa) a diario

Remedio con agua de coco para la hipertensión Consumir todos los días uno o dos vasos de agua de coco.

Remedio preventivo con agua coco para el prolapso uterino: Tomar agua de coco verde, ya que éste líquido mejora la circulación urinaria.

Remedio con agua de coco para la gastritis:  Mezclar un poco de cebada en polvo con agua de coco hasta formar una crema.  Consumir a diario.

Remedio con agua de coco para el dengue: Poner en la licuadora agua de coco y varias hojas de papaya, preivamente lavadas y picadas, y tomar todos los días.

Remedio con agua de coco para el chagas:  Beber el agua de coco con aceite de oliva por un mes.

Remedio con agua de coco para el golpe de calor:  Ingerir agua de coco en abundancia, ya que hidrata y refresca rápidamente el organismo cuando ocurre un golpe de calor.

Remedio con agua de coco para las infecciones urinarias: Tomar a diario un vaso de agua de coco verde. Luego, consumir un diente de ajo y media cebolla en una ensalada con lo cual se está combatiendo doblemente las infecciones urinarias.

– CONSULTE A SU MÉDICO ESPECIALISTA –