Por qué los primeros colonos tuvieron que hacerse caníbales para no morir de hambre

La historia oficial de los Estados Unidos recalca la dureza de la hambruna de 1609; sin embargo, suele omitir un dato trascendental: el canibalismo para sobrevivir.

El primer asentamiento inglés en América del Norte ocurrió en Jamestown, un terreno pantanoso, verde y rodeado de agua, con la intención de evitar ataques tanto de otros conquistadores europeos, como de los nativos americanos que habitaban la costa este.

Los primeros cien pobladores de lo que habría de convertirse en los Estados Unidos de América llegaron a esta isla en mayo de 1607, como parte de una primera expedición organizada por la Virginia Company of London y ordenada desde la realeza para establecer colonias en el Nuevo Mundo.

Dos años después, el fuerte de Jamestown albergaba aproximadamente 500 colonos ingleses que carecían del conocimiento necesario del terreno, de las raíces y frutos que se podían cultivar en la isla. Lo anterior, aunado al abandono sufrido desde la metrópoli que dejó de enviar provisiones y su incapacidad para negociar con los nativos americanos, provocó que para el invierno de 1609 las condiciones empeoraran a tal grado que escasearon los alimentos básicos, dando paso a una hambruna.

Por qué los primeros colonos tuvieron que hacerse caníbales para no morir de hambre 1

Usualmente llamada Starving Time, la hambruna del invierno de 1609-1610 provocó el colapso de Jamestown y la muerte de más del 85 % de la población. La desesperación provocó disturbios, además del uso de perros, caballos, gatos y otros animales domésticos como alimento. Algunos colonos también cazaron ratas y comieron pieles de zapatos o prendas en un intento desesperado por sobrevivir, pero el mayor extremo ocurrió cuando en medio de la hambruna, algunos decidieron comer restos de personas recién fallecidas.

El canibalismo fue el último recurso que practicaron los colonos ingleses para sobrevivir. Por siglos, distintas versiones oficialistas han tratado de mitificar este evento y declarar que sólo se trata de una teoría; no obstante, el avance en la ciencia forense ha logrado confirmar lo anterior.

En 2013, distintos análisis forenses realizados por el Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian Institution dieron con la primera evidencia irrefutable de que el canibalismo se convirtió en una práctica común durante la hambruna de Jamestown:

Por qué los primeros colonos tuvieron que hacerse caníbales para no morir de hambre 2
Los rasgos faciales de la mujer devorada fueron reconstruidos por los expertos forenses.

Se trata de los restos de una niña de 14 años, cuyo cuerpo fue desmembrado y descarnado para servir como alimento en el invierno de 1609. Los restos óseos. No existe certeza sobre su muerte, aunque lo más probable es que una vez muerta, los colonos la consideraran comida, pues no fueron halladas evidencias de asesinato en sus restos.

«Parece que su cerebro, lengua, mejillas y músculos de las piernas se comieron, con el cerebro probablemente comido primero, porque se descompone muy rápidamente después de la muerte. No hay evidencia de asesinato», afirmó Douglas W. Owsley, antropólogo forense del Smithsonian.

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .